Recién nacido: sus detalles  raros que son normales

http://hoy.com.do/image/article/834/460x390/0/C2D86C1D-FE72-4398-8CF4-ED29C0C472B8.jpeg

Prevenir. A pesar de que hayas leído montones de libros y de revistas especializadas durante tu embarazo y hayas visto unos cuantos bebés a lo largo de tu vida, es seguro que tu pequeño te sorprenderá desde el instante en que le conozcas… ¡y hasta varias semanas después de su nacimiento!  Algunas de esas características y reacciones de tu hijo que te van a resultar curiosas  o inquietantes,  son completamente normales.

Grasa en la piel.  Esa sustancia blanquecina, es la vérnix caseosa, una capa de grasa que le ha estado protegiendo de posibles infecciones cuando vivía dentro de ti. No debes intentar quitársela cuando le bañes: se reabsorbe sola a los tres o cuatro días del nacimiento.

Latido de superior de la cabeza:  Si tu bebé ha nacido calvete podrás ver que le late la parte superior de la cabeza. Esto se explica porque tiene unas zonas sin osificar, cubiertas sólo por tejido (las fontanelas), que son hipersensibles al latido cardiaco.

Vulva o el escroto.  También es normal que las niñas tengan la vulva o los niños el escroto inflamados y  enrojecidos. Esta alteración se explica porque en las últimas semanas de embarazo circulan muchas hormonas maternas por su organismo.