Reclaman al Gobierno invertir en provincias fronterizas los más de 1,320 millones de dólares que generan sus mercados

“Generamos anualmente más de 1,320 millones de dólares producto de los mercados fronterizos, que muy bien parte de esos  fondos pueden utilizarse para enfrentar  los altos niveles de  pobreza  en que se encuentran  Pedernales, Independencia, Dajabón y Elías Piña”, sugirió la Red Fronteriza Jano Siksé (RFJS)  para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

Dijo que las cuatro provincias fronterizas generan recursos económicos para salir de la pobreza en que se encuentran actualmente y destacó que las comunidades fronterizas tienen los mayores índices de pobreza del país, Dajabón 56.2%, Elías Piña 82.4%, Independencia 70.2% y Pedernales 60.5%. En total hay 31,738 hogares pobres, de ellos más del 28% en situación de extrema pobreza, en una zona fronteriza donde operan mercados por los que transitan 1,320 millones de dólares anualmente.

Indicó que con una mayor inversión en las comunidades de Dajabón, Elías Piña, Independencia y Pedernales proveniente de los impuestos que generan los 1,320 millones de dólares en mercancías, que pasan anualmente por los 14 mercados situados en la frontera, se podría dar el impulso necesario para el desarrollo de estas provincias.

“Ante todo, hay una necesidad urgente de inversión social en estas provincias fronterizas, sin las cuales no se puede producir el desarrollo. Se precisa el mejoramiento de la infraestructura vial entre y desde los puntos de mercado y las poblaciones circundantes, de forma que agilice el traslado y trasporte de las mercancías que se intercambian en los mercados binacionales. Igualmente y debido a las condiciones de pobreza en la zona, es necesaria una mayor inversión en el acondicionamiento de viviendas, centros educativos y servicios públicos básico, implementando la Ley 280-01 de desarrollo fronterizo.

En  un análisis de la realidad social y económica, la Red Fronteriza Jano Siksé, concluye que  las latentes desigualdades que se producen en los mercados y en las provincias fronterizas  donde operan, arrojan un mapa de pobreza en República Dominicana que afecta a 31,738 hogares a lo largo de la frontera, de los cuales el 28% se sitúa en los parámetros internaciones de extrema pobreza. 

Del mismo modo, en el documento se resalta la falta de una normativa clara de regulación de los mercados, de inversión en las provincias en materia de educación, sanidad, viviendas, servicios públicos básicos e infraestructuras que las desarrollen y acaben con el abandono del que son víctimas por parte del Gobierno Dominicano.