Reclamos millonarios a clientes industriales

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/BCCBFEDF-3268-4C45-935F-AB1FC8DFA446.jpeg

POR GERMAN  MARTE
En el sector industrial están los mayores problemas de fraude en perjuicio de las distribuidoras de electricidad, afirmó ayer el administrador general de Edenorte y Edesur, quien anunció que en los próximos días serán sometidas a la justicia decenas de empresas, a menos que paguen deudas millonarias que tienen acumuladas.

Rubén Bichara precisó que hay 47 clientes industriales que le deben RD$154 millones a Edenorte y Edesur y que, a menos que hagan acuerdos, con las distribuidoras, además de llevarlos a  la justicia, revelarán sus nombres para que la población conozca quiénes son  “malapaga”.

Manifestó que decidieron darle una tregua de dos semanas a esos clientes, pero que una vez cumplido el plazo procederán judicialmente.

Destacó que los fraudes en las industrias son los más preocupantes porque es allí donde se consume más electricidad.

“Los mayores problemas de fraude -cuantitativamente- están en el sector industrial”, dijo el funcionario al participar en el Almuerzo Semanal de los Medios de Comunicación del Grupo Corripio.

Bichara  explicó que para facilitarle la situación a los 47 industriales a los que se les descubrieron fraudes y no quisieron ponerse de acuerdo con las distribuidoras, se logró una alianza con el Banco de Reservas para que les cobre.

El administrador de Edesur dijo que los sometimientos se harán sin discriminación.

Si en verdad que a los industriales les interesa el desarrollo del país, dijo, tienen que pagar la energía que consumen, pues sin energía, “si no se paga, si nos violan los contadores, si nos los borran… así no podremos solucionar el problema”.

Se quejó porque en un caso Edesur decidió cortarle la energía a una empresa porque no pagaba y un juez condenó a esa distribuidora al pago de RD$3,000 diarios, empero dijo que no está en disposición de transigir frente a decisiones de esa naturaleza.

Señaló que el sector empresarial representa un gran porcentaje del 38% de los usuarios que consumen pero no pagan la energía. Si se logra que ese sector pague la energía, no hay duda que las distribuidoras pasarían a un escenario muy diferente al que tienen ahora, afirmó Bichara.

Adujo que de alcanzarse esa meta, las distribuidoras pasarían a un punto de equilibrio y luego a la sostenibilidad y rentabilidad de esas empresas.

Bichara dijo que se reunió con el procurador general y acordaron integrar una comisión para determinar las penalidades a los diferentes tipos de violaciones y en menos de dos semanas formalizarán acciones contra las instituciones privadas que no honren las deudas atrasadas.

En cuanto a las instituciones gubernamentales, Bichara dijo que estas han ido saldando todas las deudas que tenían pendientes y ya pagaron la acumulada desde el 2002 y 2003.

LOS AYUNTAMIENTOS

En otro orden, Bichara señaló que en sentido general los ayuntamientos deben RD$500 millones a Edenorte y Edesur.

Sin embargo, destacó que este caso será manejado con prudencia, para afectar lo menos posible a los ayuntamientos.

Explicó que la energía que se le carga a los ayuntamientos es la del alumbrado público, las instalaciones deportivas que usa la población para recrearse.

“Hemos tratado de ser comedidos y hemos apelado a la solidaridad de los ayuntamientos que tienen un balance positivo, como el caso del Distrito Nacional,” dijo.

El funcionario dijo que lo más importante no es que los cabildos reciban uno o dos millones por concepto del 3% que deben recibir de las distribuidoras, sino que se debería hacer un plan de inversión y si el balance es favorable al municipio, invertir los recursos en la iluminación de áreas críticas que son aprovechadas para cometer asaltos.

Citó el caso de la avenida George Washington, donde según dijo, los delincuentes se han encargado de cortar los alambres y dañar las lámparas.

LOS ESTADIOS

En cuanto a la energía que consumen los estadios durante la temporada de béisbol invernal, Bichara indicó que la SEDEFIR se comprometió a pagar la que se acumuló hasta el 22 de octubre, “de ahí en adelante ya el consumo será honrado por la Liga Dominicana de Béisbol”.

El funcionario explicó que aunque la Liga es la que consume la energía, quien aparece en el contrato como cliente es SEDEFIR.

Cólo el Estadio Quisqueya, informó, tiene una deuda de RD$2.6 millones.