Recomienda medidas correctivas

POR LUIS M. CÁRDENAS
El Grupo León Jimenes planteó ayer que para resolver los problemas que afectan al país se requiere el ordenamiento del gobierno, la reestructuración y rehabilitación del sistema energético, la activación de la economía, la administración del gasto público, el fortalecimiento del estado de derecho y priorizar las inversiones en salud, educación y seguridad.

En un documento el grupo empresarial pidió mayor eficiencia administrativa y modernización del Estado para que los recursos sean asignados a los proyectos de mayor prioridad para fortalecer los servicios básicos.

Entiende que ha llegado el momento de analizar la utilidad, vigencia y necesidad de todos los organismos, agencias y secretarías.

Debe surgir un aparato administrativo, planteó el Grupo León Jimenes, adecuado para que a la vez de inducir la eficiencia del gasto público se logre redefinir el Estado dominicano conformado por funcionarios de carrera administrativa para que sea más eficiente y esté focalizada sobre las necesidades, reclamos y posibilidades del pueblo dominicano.

Considera que uno de los grandes desafíos en la administración pública es velar por la transparencia y equidad en la aplicación de las leyes y el fortalecimiento del estado de derecho.

Debe ser el objetivo primario, señaló, la simplificación del código tributario y el fortalecimiento de todas las leyes, reglamentos, mecanismos y entidades dirigidas a solventar el cumplimiento de los compromisos contributivos para eliminar la evasión y la impunidad.

Destacó que la impunidad fomenta y perpetúa un estado de derecho débil, a la vez que un estado de derecho débil redunda en niveles de competitividad e inversión menores, que se traducen en una menor calidad de vida para los ciudadanos.

Sostiene que el futuro de todo país descansa en la habilidad de emprender programas que permitan el desarrollo y protección de las personas, su recurso más preciado.

Favoreció que se ponga atención y se signen recursos al fortalecimiento y reestructuración de todos los proyectos de educación y salud que forman dos pilares esenciales para el desarrollo y bienestar del pueblo dominicano

Considera necesario la reestructuración y fortalecimiento de los organismos llamados a proteger la seguridad individual de cada ciudadano, para combatir la criminalidad y traer mayor tranquilidad y sosiego a todas las comunidades del país.

De igual modo, planteó la reestructuración y rehabilitación el sector energético, al considerar que cualquier país que pretenda alcanzar un nivel de desarrollo económico sostenible solventado por la atracción de inversiones nacionales y del exterior, necesita contar con un abastecimiento energético confiable y de bajo costo.

El Grupo León Jimenes destaca que la República Dominicana padece un sistema energético que se puede describir como deficiente y que no cumple con las expectativas y necesidades del pueblo del pueblo.

Explicó que se necesita acometer la reestructuración del sistema energético para ponerle fin a los apagones que afectan al pueblo y generan los altos costos que constituye un obstáculo para la atracción y retención de nuevas inversiones y afectan la competitividad de la capacidad productiva ya instalada.

Aseguró que la República Dominicana ha logrado fortalecerse como pueblo gracias al desarrollo de un sector privado pujante, pero que si se quiere aspirar a un mejor mañana para la mayoría de la población y afrontar exitosamente los mayores desafíos inherentes a un mundo cada vez más globalizado se necesita incentivar la inversión de capitales que redunden en un mayor cantidad de empleos.

El grupo empresarial entiende que esto se consigue con la adopción de políticas orientadas a fomentar un nivel de competitividad mayor y que solo así puede el sector privado generar mayor valor en la economía que redunde en un aumento de la demanda por un más alto nivel de empleo.

Consideró que en el mediano y largo plazo la mejor forma de generar empleo para el mayor número de personas posible es por vía de un nivel de gasto social mayor y de más alta calidad, además de salvaguardar la estabilidad macroeconómica, la armonía social, la estabilidad política y el estado de derecho.

Asimismo, sostiene que en la discusión de los problemas de recursos de todos los gobiernos con raras excepciones ha estado centrada en la falta de mayores ingresos para abastecer las necesidades crecientes de la nación y del gobierno suplidor de múltiples servicios públicos.

Sin embargo, destaca que la suma de mayores recursos no conduce necesariamente a una administración más sana.

Entiende que el control y sobriedad que se exhibe en el manejo del gasto es crucia para evitar las recurrentes crisis sistémicas por las que ha atravesado el país, muchas veces detonadas por raíces fiscales.

Dijo que están convencidos de la necesidad de establecer controles específicos que fijan el ejercicio presupuestario del gobierno, así como del manejo de la deuda pública.

Consideró que los amplios sectores de la sociedad deben tomar además de las medidas de corte tributario, el reordenamiento, la conducción, la administración y la dirección que deberá seguir la administración pública en el manejo de la economía nacional a fin de permitirle al país la meta de un desarrollo y crecimiento sostenible para que un mayor bienestar y una mejor calidad de vida para todos los dominicanos.

Entiende que más que una reforma fiscal aislada el país necesita un conjunto de medidas sobre asuntos que requieren atención inmediata que no han formado parte de la agenda de discusión y que son inaplazables si el país quiere fortalecer su capacidad competitiva.

Entre las medidas que considera deben incluidas para la solución de la problemática nacional cita el ordenamiento del gobierno, la administración del gasto, el fortalecimiento del estado de derecho, la fijación de prioridades para atender las necesidades de salud, educación y seguridad, la reestructuración y rehabilitación del sistema energético y la puesta en marcha de un proyecto de activación económica.