Reconocimiento a Bruno Rosario Candelier

Reconocimiento a Bruno Rosario Candelier

El doctor Bruno Rosario Candelier en dos momentos: agradeciendo el homenaje y junto a su familia.

Honrar en vida a los insignes seres humanos que suman valor a la cultura de una nación es uno de los actos de justicia más nobles que puede existir y esta es la razón que nos convocó el 17 de julio de 2022: la imagen fotográfica del Dr. Bruno Rosario Candelier ha sido incluida en la Galería Homenaje a las Letras de la BNPHU en el salón Aída Cartagena Portalatín

Rosario Candelier es filólogo, crítico literario, ensayista, novelista, lexicógrafo y promotor cultural. Nació en Moca, República Dominicana en 1941. Es doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid (1973) y licenciado en Educación por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (1969), donde ha fungido como profesor magistral. Cuenta con un Diplomado en Periodismo por la Difusora Panamericana de New York; en Filología Española por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, de Madrid; en Investigación Lingüística y profesorado en Lengua y Literatura por el Instituto de Cultura Hispánica, de Madrid. Dirigió el suplemento cultural “Coloquio”, de El Siglo; conformó la Asociación Dominicana de Críticos Literarios; fue viceministro de Educación y titular de la Dirección General de Bellas Artes.

Bruno Rosario Candelier

Ha publicado más de 60 libros, cuyos títulos están a su disposición en la Internet. Además, ha recibido los siguientes galardones por su labor cultural, lingüística y literaria: en 1974, el Premio del Instituto de Cultura Hispánica, de Madrid, por “Lo popular y lo culto en la poesía dominicana”; el Premio Siboney de Ensayo, por “La imaginación insular” (1983) y “La creación mitopoética” (1985); el Premio Nacional de Ensayo, por “Tendencias de la novela dominicana” (1988); el Caonabo de Oro, por la Asociación Dominicana de Asociación Dominicana de Escritores y Periodistas y Escritores. Ha recibido Medallas de distinción de alcaldías e instituciones culturales de varias ciudades dominicanas y extranjeras: Casa de Cultura de Rociana, condado de Huelva, España; San Pedro Sula, Honduras; Yauco, Puerto Rico; por el Ateneo Amantes de la Luz, de Santiago; Premio “Eugenio Deschamps”, por la Alianza Cibaeña, de Santiago; la Estatuilla al Mérito; el Trofeo Cultural por la Universidad de Puerto Rico; Reconocimiento del Condado de Miami, Florida. En 2008 recibió el Premio Nacional de Literatura de República Dominicana.

En 2010 fue reconocido por el Ministerio de Cultura como Activo Cultural de la Nación y en 2012, fue condecorado por el Estado dominicano con la Orden al Mérito Duarte, Sánchez y Mella en el Grado de Caballero. En 2016 dedicaron en su honor la I Feria Internacional del Libro en Nueva Jersey, Estados Unidos; y en 2021 fue reconocido por la Alcaldía de Moca con la distinción de Mocano Trascendente.

Recientemente fue reconocido por la Fundación Juan Bosch con el “Premio Natalicio de Juan Bosch: a la Patria se le sirve 2022”. Es difícil nombrar los logros de toda una vida de un hombre tan proactivo y fructífero como Bruno Rosario Candelier.

Sus extensos méritos literarios, académicos y sociales; así como su alta categoría intelectual, profesional y humana le hacen merecedor de esta distinción, en reconocimiento de una trayectoria que ha contribuido de una manera decisiva al desarrollo de la lengua y la literatura en República Dominicana. Bruno Rosario Candelier es director de la Academia Dominicana de la Lengua, fundador y director del Ateneo Insular y creador del Movimiento Interiorista, uno de los movimientos literarios más destacados y de larga vida de nuestro país, cantera de escritores notables que se suman al acervo nacional. Este movimiento fue fundado el 28 de julio de 1990, es decir cumple 32 años de existencia justo en el mes que su principal fundador recibe este reconocimiento.

Este literato ha impactado de forma trascendente el surgimiento y desarrollo de muchos de los escritores dominicanos que hoy son reconocidos por sus obras literarias. Su crítica ha ejercido un gran impacto en la escritura de la poesía y novelística dominicana. Merecen especial atención sus aportes a la ensayística dominicana, su obra novelística y sus importantes investigaciones sobre el español y la literatura dominicana. Notables han sido las contribuciones que como resultado de sus investigaciones tenemos del español dominicano, así como los múltiples diccionarios publicados bajo su dirección en la Academia Dominicana de la Lengua, correspondiente de la Real Academia Española.

Su compromiso no solo con la educación superior dominicana sino con la sociedad en general, hacen de él un intelectual único que se entrega sin reservas y sin otro interés que no sea la lengua, la literatura y la cultura dominicanas. Además, estimula y guía con sus conocimientos a las nuevas generaciones que junto a los ya reconocidos escritores intercambian ideas y conocimientos bajo la tutela del importante escritor. Realiza con constancia un arduo trabajo local e internacional que incluye viajes mensuales al interior de nuestro país y al extranjero con el fin de difundir la literatura local e hispanoamericana impactando la enseñanza no solo en República Dominicana sino en la escena internacional en países como España, Puerto Rico, Estados Unidos, Cuba, México, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Filipinas.

Hoy el Dr. Bruno Rosario Candelier es objeto de este reconocimiento no solo por su obra sino por su vocación de servicio a la sociedad, promoción de la literatura dominicana, inspirador de generaciones de escritores, constancia, prestancia y calidad como ser humano e intelectual. Este importante acontecimiento servirá para que las generaciones futuras tengan presente su ejemplo cada vez que visiten este espacio y vean su imagen entre otros grandes escritores.

Los que hemos tenido la gran suerte y satisfacción de haber conocido e interactuado con el Dr. Bruno Rosario Candelier no podemos más que reconocer su calidad y calidez humana, el valor que da a la amistad y la dedicación a la familia. Para los que hemos tenido la fortuna de contarnos entre sus discípulos, su magisterio nos ha enseñado que la transmisión del conocimiento es más eficiente cuando se ejercita con cordialidad, cercanía y comprensión, valores humanos que han presidido su accionar. Hay que resaltar su máxima disposición a la colaboración y a la participación, y su extraordinaria capacidad para reflexionar y escribir sobre todo lo que signifique logos, mística y cultura. Todos aquellos que lo conocen saben que es de admirar su discreción, la firmeza de sus convicciones y la claridad de su pensamiento.

Por donde ha pasado esta gran figura dominicana ha sembrado la semilla del rigor académico e investigador, del amor por el trabajo bien hecho, ha estimulado la vocación de escritor, el uso adecuado de la lengua y el estudio de la literatura. La trayectoria profesional del creador, pensador, maestro y humanista Bruno Rosario Candelier lo hacen merecedor de este reconocimiento que pocos reciben en vida. ¡En verdad, se hace justicia cuando se premia la obra, dedicación, esfuerzo, el trabajo constante en pro de la buena literatura y los valores estéticos y humanos! Hoy esta magna institución del saber acumulado, a través de los siglos, reconoce sus méritos como escritor, académico, investigador; así también, aquilata el prestigio ganado con una obra única en su clase y sus aportes al desarrollo y evolución de la literatura en República Dominicana.

Desde el punto de vista simbólico este reconocimiento tiene un significado extraordinario, porque las venerables paredes de la BNPHU albergan en su seno el conocimiento de la humanidad, y para una persona como Rosario Candelier apasionado amante del logos, las palabras impresas en las páginas de cada uno de los libros que resguarda esta casa es agua que purifica el alma de los lectores que al abrirlos penetran las profundidades de mundos mágicos que elevan el espíritu.