Rector UASD trató reunirse con Medina; no pudo verlo

P1

El rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Iván Grullón, acudió ayer al Palacio Nacional en procura de ver al presidente Danilo Medina, pero se marchó sin ser recibido por el mandatario que, según le informaron, trabaja en su discurso del 27 de febrero.
Grullón dijo que acudió a la Casa de Gobierno sin cita, porque antes la había solicitado y no le habían respondido, y quiere tratar con Medina la situación por la que atraviesa la UASD.
“No vengo a pedirle dinero, sino que queremos explicarle lo que está ocurriendo y tener aunque sea la promesa del Gobierno, de que en algún momento nos podrá meter la mano”, expresó el académico.
Entiende que en la actualidad hay muchos problemas en el Gobierno con los casos de Odebrecht, los Tres Brazos y el CEA, y reconoce que siempre la universidad ha tenido el respaldo del Gobierno en tiempos difíciles.
Grullón manifestó que tienen la situación de que los estudiantes están amenazando con tirarse a las calles y esas circunstancias traen confrontaciones que degeneran en muertos y heridos, y quieren evitar que se llegue a ese nivel.
Sin recursos suficientes. El rector explicó que tienen una demanda que se bajó de un 40% a un 15%, aplicable en lo inmediato, pero eso representa unos RD$1,100 millones al año, que serían entre RD$75 y RD$80 millones adicionales. En ese sentido, dijo que lo planteado es que si se consigue “algo” que no se le aplique a todos, sino a la docencia y al personal administrativo que, por lo regular, es el más deprimido.
“Eso podría bajar el monto”, indicó.
Revisión nómina. En cuanto a la revisión de la nómina que se ha denunciado está muy abultada, Grullón aseguró que él la ha disminuido de manera significativa desde que llegó a la institución, pero que de todas formas se debe someter al Consejo, y eso harán. “Vamos a llevar la nómina al Consejo, pero eso no es verdad; la nómina está prácticamente congelada”, aseguró. Se recuerda que el paro de profesores de la UASD lleva tres semanas y afecta a más de 200 mil estudiantes.