Recuerdan a las Mirabal en Salcedo

POR RAFAEL SANTOS
CONUCO, Salcedo.- El 44 aniversario del asesinato de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fue conmemorado ayer, aquí, con varias actividades, que incluyeron misa, pintura de murales y una ofrenda floral en el museo de las mártires de la tiranía trujillista.

  Las actividades comenzaron con una misa en las ruinas de la que fuera la casa de los esposos, Pedro González y Patria Mirabal Reyes, en esta comunidad de conuco, a cargo del párroco de la iglesia El Buen Pastor, Fausto García.

  Luego de la misa se llevo a cabo un breve acto en el que hubo canciones, poesías coreadas, bailes y lecturas alusivas a la fecha, a cargo de estudiantes de colegios, escuelas y liceos de la provincia.

  Paralelamente, el equipo de pintores de la Dirección General de Eventos Populares (DGEP), de la Secretaría de Cultura, trabajaba en la elaboración de murales con imágenes alusivas a las hermanas Mirabal, en los tanques de agua que todavía se conservan en el patio de lo que fue la antigua residencia.

  Los pintores que participaron en esta actividad fueron Yi-yho Robles, Carlos Redman, José Sejo, Reinaldo Durán, Pachino Checo Lubier, Diana Méndez  y Nicolás Gómez, entre otros.

  El discurso central, a nombre de la Oficina Provincial de la Mujer (OPM), estuvo a cargo de la licenciada Zoila González, quien manifestó que ese acto constituye una muestra de solidaridad hacia aquellas nobles acciones que vienen haciendo diferentes entidades del país.

  Añadió que esos actos tienen como objetivo eliminar la violencia, no sólo en el seno de la familia como unidad de la sociedad, sino en todo el conglomerado nacional.

 Expresó que en estos días en que la sociedad se torna oscura, la violencia es cada vez más rutinaria, ya que cada día aumentan las estadísticas de feminicidio.

  “Y es que cuando en una sociedad la muerte se torna en algo rutinario y la violencia es una nota cotidiana, esa sociedad se encamina hacia la barbarie, en la cual sólo existe la ley del más fuerte y el atropello de todos los géneros”, dijo.

  Precisó que la sociedad está cada vez más bombardeada por noticias trágicas, las cuales tienden a intranquilizar al resto de la humanidad que percibe este tipo de comunicación.

  En ese sentido, consideró una necesidad que todos los sectores se unifiquen, a fin de establecer medidas que disminuyan cuanto antes estos hechos tan bochornosos.

LA OFRENDA

  Luego de la misa y de los actos en las ruinas de la vivienda de Patria Mirabal y Pedro González, diferentes organizaciones de aquí depositaron ofrendas florales ante las tumbas de las hermanas Mirabal y de Manolo Tavárez.

  Entre esas entidades figuran la Dirección Provincial de Salud y su director, Pablo Antonio Rojas, el diputado y el regidor Andrés Pichardo, así como la Secretaría de Educación.

UN ARBOL

  Luego de estas actividades en el patio del museo fue sembrado  un árbol en la loma de esta localidad, el cual fue bautizado por las autoridades del Jardín Botánico como Salcedoa Mirabalarium, en honor a las mártires de Salcedo.

  El árbol fue descubierto por el botánico Francis Jiménez, quien dio explicaciones sobre la especie, la cual ha sido ya confirmada por prestigiosas entidades norteamericana que se dedican al estudio de la Botánica en América Latina.

  Entre las personalidades presentes en las actividades figuran el ex Vicepresidente de la República y pariente de las heroínas, doctor Jaime David Fernández Mirabal; su madre, doña Dedé Mirabal.

  También, los hijos de las mártires, Minou, Jacqueline, Noris, Raúl, así como el que fuera el esposo de María Teresa, el ingeniero Leandro Guzmán, entre otras personalidades.

  Las Hermanas Patria, Minerva y María Teresa murieron a manos de la tiranía trujillista cuando regresaban de la cárcel de la ciudad de Puerto Plata, donde estaban recluidos sus esposos Manolo Tavárez, Leandro Guzmán y Pedro González.

  También murió en ese hecho, ocurrido el 25 de noviembre del año 1960 en el puente Mará Picá, próximo a La Cumbre de Puerto Plata, el chofer Rufino de la Cruz.