Recuerdan víctimas del vuelo 587

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/D720648C-66C8-43EA-9096-8B202D1BF539.jpeg

POR LEONORA RAMÍREZ S.
Una misa a intención de las víctimas del vuelo 587 fue oficiada ayer  en  la Catedral Primada de América, donde familiares de una parte de los 176 dominicanos que perecieron en ese accidente se reunieron para acompañarse en el dolor.

El padre Amancio Escapa, quien dirigió la homilía, les dijo a los deudos que, pese al sufrimiento, se sintieran esperanzados  porque algún día se reunirían con sus familiares en la casa del Señor.

Al pedirles que hicieran un ejercicio de resignación, les sugirió que no se encerraran en una eterna tristeza, por el recuerdo de la tragedia.

Al término de la homilía, que estuvo dirigida por el padre Amancio Escapa, se transmitió en  una pantalla gigante el memorial que simultáneamente se realizaba en la ciudad de Nueva York, y al que asistió el alcalde de esa ciudad, Michel Bloomberg.

Tanto la misa oficiada en Santo Domingo, como la  ofrenda floral que se depositó también ayer en el Parque Cultural Vuelo 587, de Baní, las organizó la Fundación HHS, que dirige Héctor Hipólito Algarroba.

En una nota de prensa éste agradeció al gobernador de Nueva York, Georges Pataki, por apoyar la Beca Universitaria Vuelo 587, mediante ya se han beneficiado 19 estudiantes.

“Igualmente agradecemos al alcalde Bloomberg, porque después de haber visitado junto a nosotros el Parque Cultural Vuelo 587, de Baní, cumplió con su palabra de inaugurar hoy (ayer) el  memorial en Belle Harbor”.

NO TODOS ESTAN CONFORMES

Los familiares de las víctimas del vuelo 587, que se estrelló minutos después de su salida del  Aeropuerto Internacional Kennedy, de Nueva York, el 12 de noviembre del 2001, se resistieron a hablar de las indemnizaciones que debe darles American Airlines, la línea aérea en  la que viajaban los dominicanos.

Sin embargo, Dardo Hernández, quien perdió a sus padres en ese accidente que ocurrió dos meses después los atentados terroristas a las Torres Gemelas de Nueva York (11  de septiembre del 2001), expresó que  no le interesa hablar de indemnizaciones,  porque lo más importante es mantener vivo el recuerdo de sus seres queridos.

Al referirse al traumático proceso, posterior a la tragedia, dijo que el gobierno dominicano lo único que hizo fue crear una comisión que les buscó abogados de Los Angeles,  pero que ahí quedó todo.

“Lo importante para mí es que reconozcamos lo que sucedió, aunque nos quieran dar  una explicación que no creemos. Estamos reunidos en memoria de nuestros familiares, yo vivo en Puerto Rico y mi hermano Nueva York y todos los años nos reunimos aquí.

“Cuando ocurrió la tragedia nos quisieron dar comida nada más allá, pero con eso no se calma el dolor, eso es lo malo que cree mucha gente, que lo que tenemos es hambre, no, aquí tenemos sentimientos y eso se ha ignorado mucho, de parte de las autoridades”.

Hernández expresó que hubo mucha insensibilidad, y que los cadáveres de sus padres, Luz María Lendorf y Teófilo Hernández, se los entregaron mes y medio después del accidente, “y eso fue una falta de consideración porque sufrimos lágrimas de sangre”.