Recuperación permite España ampliar cuota

Merlin proyecta vender 150 millones de acciones a 10 euros cada una

Las ofertas públicas iniciales de empresas españolas representan un 8% de los US$42.000 en efectivo recaudados en las cotizaciones bursátiles este año, repuntando desde cero en 2012 y 2013, en tanto una recuperación de la economía del país atrae a inversores.

Merlin Properties SA, un fideicomiso de inversiones en bienes raíces (REIT) español, se propone recaudar unos 1.500 millones de euros (US$2.000 millones) la semana próxima en la OPI más grande de un REIT desde 1998. Sigue a Lar España Real Estate Socimi SA y a Hispania Activos Inmobiliarios, que recaudaron un total de 900 millones de euros en marzo y se sumarán a los US$3.400 millones recaudados en OPI españolas este año, el nivel más alto desde 2011, según datos recopilados por Bloomberg.

“Hace un año, nadie quería invertir en España pero ahora, como la economía repunta, los inversores están volviendo”, dijo Luis Benguerel, operador de Interbrokers Española de Valores en Barcelona. “Es lógico que los inversores tengan como objetivo propiedades ya que fue el sector de peor desempeño durante la crisis y ofrece la mayor perspectiva positiva”.

Después del colapso del mercado inmobiliario español en 2007, que desató la recesión más grave en cinco décadas y obligó a España a solicitar un rescate para su sector bancario, están comenzando a verse signos de una recuperación. La economía está creciendo nuevamente, el rendimiento del bono a 10 años se aproxima a un mínimo récord y el índice bursátil IBEX 35 del país avanzó 47 por ciento en el último año.

En 2013, España redujo la carga tributaria para los inversores en REIT en un intento de aumentar la inversión después de que los precios de las casas y los precios de las propiedades comerciales cayeron más de 40 por ciento desde sus máximos de 2007. Bill Gross, de Pacific Investment Management Co., George Soros de Quantum y el multimillonario John Paulson han tomado desde entonces participaciones en REIT españoles que organizaron ofertas públicas iniciales en meses recientes.

La inversión en España por parte de fondos, empresas de capital riesgo y otras compañías de servicios financieros ascendió a un total de 13.900 millones de euros en 2013, según Irea, una firma de reestructuración de deuda con sede en Madrid. Fue más del doble que el monto invertido en 2012.

Alrededor de 37 por ciento se invirtió en bienes raíces y se prevé que la proporción a invertir en activos crecerá 20 por ciento este año, según el máximo responsable ejecutivo de Irea, Mikel Echavarren.

La inversión en propiedades comerciales ascendió a 988 millones de euros en el primer trimestre, según datos recopilados por CBRE Group Inc. Esto representa más del doble que los 424 millones de euros un año antes.

“Estas OPI tienen estrategias claras y singulares en tanto Lar e Hispania se proponen invertir a dos años y desinvertir a cinco”, dijo Echavarren de Irea. “Y está Merlin, que tiene el objetivo a más largo plazo de convertirse en la empresa de bienes raíces más grande de España”. Merlin proyecta vender 150 millones de acciones a 10 euros cada una y ha recibido promesas por 600 millones de euros –equivalentes a 40 por ciento del capital accionario- de inversores entre los que se cuenta Moore Capital Management. Las acciones comenzarán a negociarse en Madrid el 30 de junio.