Recursos especiales para combatir sida y tuberculosis

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/3E8189EE-9148-48DE-AF51-D66B7AEFA5CE.jpeg

El Gobierno Dominicano puede acceder a recursos especiales del Fondo Global para la prevención y el combate de la coinfección por sida y tuberculosis, una doble amenaza de salud pública que se ha convertido en la principal causa de muerte entre los portadores del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) en el país.

Así lo aseguró el doctor Marcos Espinal, destacado dominicano que dirige la Alianza Alto a la Tuberculosis, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con sede en Ginebra, Suiza.

Espinal destacó que por primera vez República Dominicana cuenta con dinero del Fondo Global para enfrentar, por separado, las epidemias de VIH/SIDA y tuberculosis, con partidas de 40 millones de de dólares para la primera y cuatro o cinco millones para la segunda, que serán erogados en un período de entre dos y cinco años.

“Hay fondos. Para poder controlar la tuberculosis y el VIH en República Dominicana, lo más importante es aprovechar los recursos que ha facilitado el Fondo Global para la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria. También es preciso aprovechar la relación del país con la Fundación Clinton. Este es uno de los seis o siete países que la Fundación prioriza”, agregó.

Espinal visitó el país en ocasión del III Congreso Centroamericano y del Caribe de Infectología, realizado recientemente por la Sociedad Dominicana de Infectología en colaboración con el Proyecto CONECTA, de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID); la Asociación Panamericana de Infectología y otras instituciones nacionales y extranjeras. Como estrategia para enfrentar la coinfección por sida y tuberculosis, el experto en Salud Pública sugirió realizar pruebas sobre la presencia del Micobacterium tuberculosis en todos los pacientes VIH positivos; así como ofrecer consejería y tamizaje de anticuerpos del VIH a todos los individuos con tuberculosis.

Espinal urgió al Gobierno a administrar antirretrovirales a los portadores del VIH que califiquen para ello: “Se ha visto en países como Brasil y África del Sur que la incidencia de tuberculosis comienza a decaer en pacientes de sida a los que se les medica con terapias antirretrovirales”.

También sugirió el establecimiento de un comité de interacción entre los programas estatales de VIH/SIDA y tuberculosis, aunque consideró un error integrar ambas iniciativas. Dijo que se trata de enfermedades con características propias, aunque en las últimas dos décadas se hayan conjugado en un binomio fatal.

“Debe haber una comisión que a través de los dos programas se encargue de llevar a cabo estas iniciativas. Yo creo que el nuevo Gobierno tiene una oportunidad de oro para hacer lo que en materia de sida y tuberculosis no se ha podido en muchos años, porque los fondos ya están disponibles”, añadió.

El médico dominicano aseguró que la tuberculosis no es sólo una infección oportunista en pacientes con VIH/SIDA. “África se está quedando despoblada. Allí hay países con el 50% de la población infectada por el VIH, el 30% de la cual es también portadora del bacilo de Koch. Y eso significa que esas personas van a morir de tuberculosis”.

A República Dominicana le tomará de cinco a diez años comenzar a controlar la tuberculosis: “Tenemos unos 6.000 casos de tuberculosis, con subregistro, y todavía no hemos entrado al proceso de reducción de la tasa. Estamos todavía entre los ocho países con más alta carga en la región de las Américas. La erradicación de la tuberculosis implica un proceso largo, de al menos 20 años”, enfatizó.

El papel de la OMS

La intención de la OMS es brindar todo el apoyo necesario al Gobierno del presidente Leonel Fernández en materia de prevención y tratamiento del VIH/SIDA y la tuberculosis en el país, aseguró Espinal.

El director de la Alianza Alto a la Tuberculosis opinó que las autoridades deben continuar respaldando al Programa Nacional de Control de la Tuberculosis (PNCT), a fin de que la cobertura de la estrategia DOTS-TAES –administración de medicamentos gratuitamente y bajo estricta supervisión–  pueda ser extendida del 73 al cien por ciento de la población afectada.

La oficina regional de la OMS en el país está presta a ofrecer mayores niveles de asistencia técnica al Gobierno, a través de consultores nacionales e internacionales, así como a seguir proveyendo fármacos a precios bajos y de alta calidad, a fin de que lleguen gratuitamente a las poblaciones necesitadas.

“El papel de la OMS y de su oficina regional, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), es conseguir los precios más baratos, para que el Gobierno dominicano pueda adquirir los medicamentos necesarios”, concluyó.