Recursos son insuficientes para responder
a los pobres

POR LEONORA RAMÍREZ S.
El Plan Presidencial contra la Pobreza tiene las manos un poco atadas para auxiliar a esa masa de dominicanos que vive en extrema miseria. Los RD$2.7 millones al mes que le entrega la Presidencia son insuficientes para mitigar el hambre o para darle todo lo necesario a los damnificados del ciclón Jeanne.

Emigdio Sosa, director del Plan, tiene bien claro que su labor debe concentrarse en la ayuda a los pobres, porque erradicar la pobreza es una labor titánica que involucra recursos millonarios y la ejecución de un proyecto educativo integral.

En lo inmediato, le tienden la mano a familias de Elías Piña, El Seibo, Pedernales, Neiba, San Juan de la Maguana, Barahona, Azua y Monte Plata, entre otras, que demandan atención especial por concentrarse en estas comunidades los niveles más altos de pobreza.

Para expandir el radio de acción, el Plan Presidencial contra la Pobreza tiene componentes, que probablemente funcionarán a todo vapor cuando fluyan los RD$120 millones solicitados como presupuesto para el próximo año.

“Esa cantidad es poquísima para cooperar con tanta gente cuyos niveles de vida se redujeron considerablemente en los últimos cuatro años”, refirió Sosa.

Datos aportados por la secretaría de Salud Pública indican que los niveles de desnutrición aumentaron en el país y que es preocupante la carencia de vitamina A y de yodo en la población infantil.

El índice de desarrollo humano aumentó levemente al ubicarse en el 2004 en la posición 98 entre 177 naciones, pero no hay garantías de que las personas que viven en extrema pobreza tengan alguna mejoría, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

RETOMAR ESTRUCTURAS

El plan de acción para mitigar las necesidades primarias de miles de dominicanos residentes en zonas rurales y urbanas, se hará a través de la unidad hospitalaria, de las unidades de emergencia, de alimentación, de ayuda a los estudiantes, de cultura, y de los operativos médicos.

“En los recorridos que hemos hecho por distintas partes del país hemos visto que la pobreza es extrema, hay una población rondando la miseria y eso le preocupa mucho al presidente Leonel Fernandez.

“Por eso vamos a retomar los programas que desarrollamos cuando estuvimos al frente de esta dependencia, en el primer gobierno de Fernández (1996-2000)”, refirió Sosa.

Sosa dijo que en el gobierno del ex presidente Hipólito Mejía desnaturalizaron la esencia del plan, porque construían además puentes, caminos vecinales y eso era una dualidad con otras instancias.

“Instalaron una clínica en Villa Duarte, donde está la sede del Plan Presidencial contra la Pobreza y ahora estamos conversando con Salud Pública para ver cómo la manejamos,” explicó.

CUBRIENDO URGENCIAS

De las raciones alimenticias que entrega diariamente se benefician alrededor de 60,000 personas en el país, sin contar con otras ayudas dirigidas a los damnificados del huracán Jeanne.

En ese sentido, dijo, distribuyeron en las regiones Este y Nordeste, las más afectadas por el fenómeno natural, 7,184 colchones, 6,852 sábanas, igual cantidad de mosquiteros, 6,400 panes, 7,958 planchas de zinc, entre otros artículos.