Red exhorta a  sumarse campaña contra  agresión

http://hoy.com.do/image/article/673/460x390/0/DF2A9C6C-FD75-4F1D-B2E9-48FD20C77767.jpeg

La Coordinación Amplia de Organizaciones Comunitarias Populares, Choferiles, de Mujeres y Campesinas convocó a todos los hombres a respaldar la iniciativa masculina de un millón de firmas por la no violencia contra la mujer.

En rueda de prensa la entidad consideró que no basta con crear nuevos órganos y leyes, ya que es necesaria una  mayor inversión en educación para cambiar la cultura machista de la sociedad a través de la escuela.

Exhortó a hacer de este 25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, el inicio de una campaña que elimine de la mente  de los   hombres la violencia de género.

De este modo, afirma la entidad, “queremos acompañar los esfuerzos que en las últimas décadas han promovido y encabezado las mujeres para lograr mayores niveles de equidad”

En la escuela.   La Red Local por una Vida Sin Violencia de la Provincia Santo Domingo, llamó la atención  por la gran cantidad de mujeres muertas, víctimas de maltratos físicos y psicológicos en el país, lo que hay que trabajar con mayor inversión en educación y programa que involucren a las familias.

La entidad que agrupa a organizaciones e instituciones de Santo Domingo, cree que en la sociedad existe una cultura machista que solo se puede erradicar comenzando con los  escolares desde el nivel inicial.

La doctora María Jacquelin Fabián, de la Unidad de Atención a la Violencia de Género y Delitos Sexuales de la Provincia Santo Domingo,    considera necesario articular a toda la sociedad en torno a la educación y salud, en la que el Estado debe jugar un papel de primer orden.

 Margarita de Los Ángeles,  del Programa de Santo Domingo Norte; Lourdes Perdomo, de la Asociación de Mujeres Vida Integral; Catalino Nicolás Pascual, de Acción Comunitaria para el Progreso (ACOPRO) y Rafael Calderón, de Iglesia, Acción y Solidaridad, de la Iglesia Evangélica, deploraron que con  relación el tema solo se esté agarrando el rábano por las hojas y no se vaya al fondo.