Reducción de costos importación y subsidios para enfrentar alzas

Reducción de costos importación y subsidios para enfrentar alzas

Pero los subsidios deben ser transparentes y focalizados para que no generen distorsiones

La reducción de los costos de importación y el otorgamiento de algunos subsidios, en adición a los ya vigentes, podrían ser las medidas que se adoptarán en el marco de la mesa de trabajo abierta el lunes por el presidente Luis Abinader para enfrentar el alza de los precios, que la mayoría cree que es temporal y causada por factores externos derivados de la pandemia del covid-19.

En cuanto a la reducción de los costos de importación, el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, planteó como solución que se fije el cobro de arancel e ITBIS a los niveles de prepandemia.

“Si nosotros fijáramos, si fijaran en consenso, un arancel promedio, un arancel e ITBIS promedio en base a la situación precovid se desploman los precios en los comercios, supermercados y en todo”, dijo. Y agregó: “Eso tendrá una influencia tremenda en los precios, porque todo el mundo se verá obligado a disminuir y ajustarse”.
Otra vía para enfrentar el alza son los subsidios, que ya ha comenzado el gobierno y que podrían ser ampliados, pero en torno a los cuales se entiende que se debe actuar con cuidado para evitar distorsiones económicas.
Según el ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Víctor Bisonó, ya el gobierno ha aportado más de RD$3,000 millones para mantener congelados los precios de los combustibles.

Además del combustible, el gobierno también ha subsidiado el pan con 264 millones de pesos.
¿Se ampliarán esos subsidios a otros sectores para mitigar el impacto de los aumentos de precios?

Es un tema que debe ser abordado con cuidado por el país.
Lady Blanco, de Participación Ciudadana, pidió mayor transparencia del gasto del Estado y especificar las fuentes de dónde obtendrían los recursos para eventuales subsidios.

Mientras que el empresario Manuel Corripio planteó, ante la posibilidad de que se otorguen nuevos subsidios, que los subsidios que se aprueben deberían ir directamente a los consumidores y no al producto, a fin de que no sean generalizados, ya que éstos son difíciles de desmontar. “Debemos identificar qué es lo que vamos a subsidiar, al producto o al consumidor”.

Dijo que si se subsidia al producto, como se hace con el combustible, se está subsidiando el camión que saca una cosecha de un sitio de cultivo a un mercado, pero al mismo tiempo, agregó, se está subsidiando el combustible de una persona que utiliza un Mercedes Benz para irse de vacaciones.

Sugirió que para evitar esto, el subsidio debe ser para el consumidor, ya que al final, “el desmonte del subsidio puede ser más traumático que el coste de ponerlo”.
“Simplemente tener pendiente que quizás sea buscar una forma adecuada de subsidiar al consumidor y no al producto”.

Son muchos los casos de subsidios otorgados en diferentes países que en vez de favorecer a una sociedad más equitativa, contribuyen a generar mayores desigualdades sociales.

Se entiende que el papel del Estado no debe ser diseñar programas de lucha contra la pobreza que acaben favoreciendo a gente que no los pidió ni los necesita y que, por último, pertenece a un colectivo totalmente contrario al objetivo original.

En el acto de apertura de la mesa de trabajo también habló el empresario Manuel Estrella, quien expresó que es normal que tras cada crisis los precios aumenten, reiterando que la inflación “es temporal”.

“No estamos viviendo una situación demasiado extraordinaria como para que nosotros nos precipitemos a tomar medidas que frenen el crecimiento”, apuntó.

Mientras que el presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica, Feliciano Lancen, expresó que el éxito de la mesa de trabajo dependía de la empatía entre los gobernantes y gobernados.
“Hay sectores que deben ser fácticos ante la realidad que se vive en el país. Hay precios que están descontrolados y muchos productos están muy lejos de lo que se ha presentado en esta mesa”, manifestó.

Miguel Ceara Hatton, ministro de Economía, proyectó que este año el producto interno bruto (PIB) crecerá 7.5 % y la inflación cerraría en 7 %.

Señaló que la inflación de mayo 2020 a mayo de este año ha subido un 10.5 %, 37 % de la cual pertenece al transporte, 30.6 % a alimentos y 10.6 % a viviendas.
Coincidió en que el alza se debe a la subida de las materias primas, pero “estamos viendo que posiblemente en junio la inflación comience a reducirse”, dijo.

El presidente Luis Abinader planteó la necesidad de un acuerdo nacional para poder sobrevivir a la crisis y dio un plazo de 10 días a los participantes en las mesas de trabajo por la crisis internacional de precios para que presenten sus propuestas para mitigar la crisis económica provocada por el impacto del covid-19.

LAS CLAVES

  1. Para el alza precios
    La reducción de los costos de importación y el otorgamiento de algunos subsidios, en adición a los ya vigentes, podrían ser las medidas que se adoptarán en el marco de la mesa de trabajo abierta el lunes por el presidente Luis Abinader para enfrentar el alza de los precios, que la mayoría cree que es temporal y causada por factores externos derivados de la pandemia del covid-19.
  2. Cobro de arancel
    El gobernador del BC, Héctor Valdez Albizu, planteó como solución que se fije el cobro de arancel e ITBIS a los niveles de prepandemia.