Reforma amplía ITBIS, grava seguros y hoteles

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/B17B8B7F-38CA-4ECF-8903-7718E0EF608F.jpeg

POR MANUEL JIMÉNEZ
El presidente Leonel Fernández anunció anoche un proyecto de reforma fiscal que generaría ingresos adicionales al Estado por RD$17,500 millones, así como una drástica reducción en las partidas presupuestarias destinadas el año entrante para gastos de personal, dietas, viáticos, telecomunicaciones, transporte, fletes y almacenaje.

Fernández detalló en un discurso el proyecto de reforma o rectificación tributaria.

El proyecto presentado por el mandatario amplia la aplicación del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados y de Servicios (ITBIS) a “unos pocos productos y restablece, entre otras iniciativas, un impuesto selectivo del 5 por ciento al uso de las habitaciones de los moteles, hoteles y apartahoteles, así como de otros establecimientos similares.

En un discurso pronunciado al país a través de una cadena de radio y televisión, Fernández dijo que contrario a las voces agoreras que habían pronosticado los más graves cataclismos, la propuesta de rectificación fiscal procura evitar afectar a los más pobres y se concentra, esencialmente, en aprobar aquellas figuras impositivas que ya habían sido acordadas con los empresarios y representantes de otros sectores del país.

Entre esas figuras, dijo Fernández, se encuentra la de ampliar el ITBIS a unos muy pocos productos que habían sido excluidos de la reforma fiscal aprobada a finales del año pasado y que, según afirmó, fue mutilada en unos RD$10,000 millones por el congreso anterior dominado por el opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

El proyecto se concentra, además, dijo Fernández, en la corrección de los impuestos selectivos a las bebidas alcohólicas y el tabaco.

También en el restablecimiento de los impuestos selectivos del 5 por ciento que hasta el año 2000 se aplicó al uso de las habitaciones de los hoteles, moteles, apartahoteles y similares, y el del 10 por ciento que se aplicaba a los servicios de seguros en general.

Asimismo, se propone mantener hasta finales del 2009 el impuesto de 0,015 por mil a los cheques y transferencias y se aumenta de uno a dos por ciento a las viviendas suntuarias. Por último, se propone también mantener hasta el 2009 la tasa del 30 por ciento establecida al Impuesto sobre la Renta de las personas físicas y jurídicas, y a partir del 2010 desmontarla hasta alcanzar el 25 por ciento de la renta neta imponible.

En su discurso, se quejó de que en torno a la propuesta de reforma ha habido todo un cúmulo de especulaciones y negó versiones de que el ITBIS sería incrementado de un 16% a un 18% y que se gravaría con un 15% los intereses percibidos por las personas físicas, así como los retiros de dinero de los bancos y de los cajeros automáticos.

También garantizó que nadie en ele gobierno ha pensado en extender la aplicación del ITBIS a la leche, las medicinas y los insumos agrícolas, comentarios que calificó de “mala fe” y propalados por sectores que buscan sacar provecho de la situación.

 Explicó que el ajuste que se requiere para mantener el balance de las cuentas fiscales es de tres por ciento del producto interno bruto (PIB), lo que representa un monto aproximado de RD$35,000 millones.

Agregó que de esos RD$35,000 millones, la mitad, que constituye el 1.5 del PIB, o sea, RD$17,500 millones, vendrán por vía de la rectificación fiscal, y la otra mitad, mediante la aplicación de una política de austeridad y ahorro por parte del gobierno.

Esas reducciones, reiteró el gobernante, se aplicarán en el próximo presupuesto general de la nación, en el que se afectarán partidas destinadas para sueldos de personal temporero,  sobresueldos, honorarios, dietas y gastos de representación, servicios de telecomunicaciones, los viáticos internos y externos, transporte y almacenaje, que incluye pasajes y fletes.

También a material y suministro, que incluye combustibles y lubricantes, material de limpieza y de oficina; y a las transferencias corrientes para las instituciones públicas y privadas, dijo el mandatario en su discurso.

En resumen, agregó Fernández, el gobierno también se apretará el cinturón y controlará aún más sus gastos para que podamos cumplir, entre todos, con las metas comprometidas con el Fondo Monetario Internacional y continuar, como hasta ahora, con el proceso de recuperación y consolidación de la estabilidad y el crecimiento”.

Fernández dijo estar consciente de la ansiedad, de la angustia y de los temores que provoca hablar de reforma fiscal, pero sostuvo que, a pesar de su crueldad, parece haber una cierta dosis de verdad en aquel adagio español que reza que más fácil olvida el hombre la muerte del padre que la pérdida del bolsillo”.

Reconoció que el incremento de los niveles de tributación en cualquier sociedad constituye siempre una experiencia desagradable.

“Es como la medicina para el cuerpo enfermo. Nadie la desea, pero nadie puede prescindir de ella”, comentó el mandatario.