Reforma, educación y financiamiento

Reforma, educación y financiamiento

Jesus de la Rosa.

El Banco Mundial ve a las universidades como parte del problema

2 de 3

El debate contemporáneo sobre la educación superior es hoy mucho más complejo que el que tuvo lugar aquí hace unas cuantas décadas.

En la actualidad se centra en la contribución que este pueda hacer a la modernidad, plasmada en un proyecto de sociedad comprometida con el desarrollo humano sustentable.

¿Cuáles son los temas dominantes en el debate internacional sobre la educación superior? A decir del Grupo Asesor del director de la UNESCO, integrado por especialistas de la materia provenientes de todas las regiones del mundo, los grandes temas del debate contemporáneo sobre educación superior los siguientes: la educación superior y sus objetivos en el umbral del siglo 21; el papel de las ciencias sociales en el análisis de la problemática mundial; la integración entre docencia e investigación; la diversificación de los sistemas de educación superior y su vinculación con el sector productivo; el papel de la educación permanente en la educación superior con miras a satisfacer las nuevas de una demanda cada vez más diversificada; la independencia intelectual y libertad académica como condición esencial para la conducción de la docencia y la investigación, sin la cual la educación superior pueden transformarse en simples instrumentos de las grandes corporaciones; el impacto de la globalización en los planes y programas de estudios de las instituciones de educación superior; y la necesidad de abordar de manera comprensiva el problema del financiamiento de la educación superior; entre otros.

Un elemento importante en el debate internacional es la amplia circulación (aquí no tanto) que en los medios universitarios y académicos están teniendo dos documentos sobre políticas de educación, uno de ellos por el Banco Mundial y otro por la UNESCO.

Ambos documentos examinan la situación actual y las perspectivas de la educación superior, haciendo énfasis sobre su calidad, pertinencia y financiamiento.

Pero, mientras el documento del Banco Mundial presenta las universidades, especialmente las públicas, como parte de la problemática de la sociedad contemporánea, el documento de la UNESCO asume su análisis desde la perspectiva del aporte de las universidades a la solución de esa problemática.

Es decir, el Banco Mundial ve a las universidades como parte del problema y la UNESCO como parte de la solución.
Como habremos podido observar, los aludidos documentos parten de escalas de valores y concepciones distintas. El del Banco Mundial está inspirado en una concepción economicista y el de la UNESCO en una concepción humanista.

La publicación de la UNESCO se titula “Documento y política para el cambio y desarrollo en la educación superior”. En tanto que el del Banco Mundial circula bajo el título “La Enseñanza Superior. lecciones derivadas de la experiencia.

Más leídas