Reforma fiscal española produciría reducción tributos a contribuyentes

REFORMA FISCAL ESPAÑOLA

De los Servicios de Hoy. El Gobierno español anunció ayer una reforma fiscal a través de la cual se produciría una reducción de impuestos para todos los contribuyentes, personas físicas y sociedades.

La indemnización por despido tributa ya a partir de 2.000 euros por año trabajado

El IVA subirá en productos sanitarios, excepto gafas y muletas. Se rebaja la deducción por alquiler y se elimina la exención a los dividendos.

La reforma limitará las aportaciones máximas deducibles a los planes de pensiones. Actualmente la limitación es de 10.000 euros, pero a partir de 2015 la aportación máxima a planes de pensiones que se puede deducir en el IRPF bajará a 8.000 euros al año.

Por otro lado, el ahorro a más de cinco años quedará exento de tributación.

En cuanto a la vivienda, se introducen cambios en el tratamiento fiscal del alquiler. La deducción para los propietarios que alquilen una vivienda se reduce al 50% desde el 60% actual y en el caso de que el inquilino sea menor de 35 años se reduce desde el 100% al 50%.

El inquilino se verá afectado, pues la reforma fiscal contempla la eliminación de la deducción por alquiler de vivienda en los nuevos contratos que se firmen a partir de enero de 2015.

“Se suprime la deducción por alquiler, homogenizando el tratamiento fiscal de la vivienda habitual entre alquiler y propiedad”. En todo caso, se explica que “al igual que cuando se suprimió la deducción por inversión en vivienda, se articula un régimen transitorio para los alquileres de vivienda efectuados con anterioridad a 2015, de manera que la supresión sólo afectará a nuevos alquileres”.

El alquiler de vivienda habitual tiene una deducción en el tramo estatal del IRPF del 10,05% de las cantidades satisfechas en el período impositivo, siempre que su base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales, hasta un máximo de 9.040 euros anuales.

Miguel Ferre, secretario de Estado de Hacienda, aseguró que “la situación ha cambiado” en el mercado de alquiler, donde “se ha producido una mejora”, por lo que es conveniente limitar ese “tratamiento no neutral” que recibía.

Por otro lado, en el IRPF estará exenta la ganancia patrimonial derivada de la dación en pago de la vivienda habitual. Estará exenta también la conocida como plusvalía municipal.

Por su parte, los rendimientos de capital negativos derivados de las participaciones preferentes se podrán compensar con las ganancias patrimoniales derivadas de las acciones que fueron objeto de canje.

Dentro de la reforma, el Gobierno también ha decidido acabar con la exención fiscal para los primeros 1.500 euros cobrados por dividendos, que a partir de ahora tributarán desde el primer euro recibido.

Los tipos que gravan el ahorro bajarán en todos los tramos y también lo harán en dos veces, igual que los tramos del IRPF. Así, el ahorro hasta 6.000 euros, que hasta este año tributaba al 21% pasará a tributar al 20% en 2015 y al 19% en 2016. Por su parte, el ahorro de entre 6.000 y 24.000 euros pasará del 25% de 2014 al 22% en 2015 y al 21% en 2016. Las indemnizaciones por despido empezarán a tributar tras la entrada en vigor de la reforma fiscal del Gobierno, aunque contarán con un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado.