Regálate salud: Consejos para  un  más saludable estilo de vida

http://hoy.com.do/image/article/479/460x390/0/454004B6-4C89-4870-960D-334F9DF24C0C.jpeg

Si comes bien y de forma moderada, tal como tratamos de orientarte en el suplemento anterior tu organismo se libera positivamente y evitas por demás el padecimiento de un diversas enfermedades que derivan de una incorrecta alimentación, igualmente lo que haces: tus actividades diarias, el tipo de trabajo, el estrés al que estás sometido en tu día a día influye directamente en tu estilo de vida, por eso, ya que solo quedan unos días para finalizar el 2009, es muy oportuno que tomes lápiz y papel y te dispongas a  planificar tus metas del 2010, tanto las de índole profesional, como las personales y hasta las espirituales, por ello cuando estés preparado para enlistarlas procura no dejar las que mejoren tu estilo de vida y por supuesto tu salud.

Estilos de vida saludables.  Definidos como los procesos sociales, las tradiciones, los hábitos, conductas y comportamientos de los individuos y grupos de población que conllevan a la satisfacción de las necesidades humanas para alcanzar el bienestar y la vida.Los estilos de vida son determinados de la presencia de factores de riesgo y/o de factores protectores para el bienestar, por lo cual deben ser vistos como un proceso dinámico que no solo se compone de acciones o comportamientos individuales, sino también de acciones de naturaleza social. En esta forma podemos elaborar un listado de estilos de vida saludables o comportamientos saludables o factores protectores de la calidad de vida como prefiero llamarlos, que al asumirlos responsablemente ayudan a prevenir desajustes biopsicosociales – espirituales y mantener el bienestar para generar calidad de vida, satisfacción de necesidades y desarrollo humano.

Algunos de estos factores protectores o estilos de vida saludables podrían ser:

–      Tener sentido de vida, objetivos de vida y plan de acción.

–      Mantener la autoestima, el sentido de pertenencia y la identidad.

–      Mantener la autodecisión, la autogestión y el deseo de aprender.

–      Brindar afecto y mantener la integración social y familiar.

–      Tener satisfacción con la vida.

–      Promover la convivencia, solidaridad, tolerancia y negociación.

–      Capacidad de autocuidado.

–      Seguridad social en salud y control de factores de riesgo como obesidad, vida sedentaria, tabaquismo, alcoholismo, abuso de medicamentos, estrés, y algunas patologías como hipertensión y diabetes.

–      Ocupación de tiempo libre y disfrute del ocio.

–      Comunicación y participación a nivel familiar y social.

–      Accesibilidad a programas de bienestar, salud, educación, culturales, recreativos, entre otros.

–      Seguridad económica.

-La estrategia para desarrollar estos estilos de vida saludables es en un solo término el compromiso individual y social convencidos de que sólo asi se satisfacen necesidades fundamentales, se mejora la calidad de vida y se alcanza el desarrollo humano en términos de la dignidad de la persona.

El autocontrol del comportamiento constituye la más importante herramienta de la que puede disponer un individuo para realizar cambios en su estilo de vida; y dado que el estilo de vida está determinado por las condiciones de vida, un elemento importante en esta investigación es la identificación de los factores de riesgo.

Aspectos como factores motivacionales, el aprendizaje, las creencias y las influencias sociales, además de la historia biológica, han sido identificados como componentes de las conductas y hábitos que caracterizan el estilo de vida de una persona, por lo tanto, establecer conductas saludables y eliminar conductas de riesgo de manera estable, como aspiración de la promoción de salud, constituye un reto para nuestra ciencia.

Con las reuniones, comidas, fiestas, cenas, viajes y todos los eventos que se llevan acabo durante las festividades, es muy común subir unos kilos o libras. Sin embargo, siguiendo algunas de las recomendaciones que a continuación te presentamos, puedes estar seguro(a) de que lograrás mantener tu peso para empezar el año luciendo espectacular.

Antes de asistir a la reunión

Es muy común que durante las festividades asistas a comidas y cenas donde, además de aprovechar para ver a tus familiares y amigos, compartan algunos ricos alimentos. En esas ocasiones, te sugerimos que antes de salir de casa te prepares algún refrigerio saludable. De esta manera, no tendrás mucha hambre cuando sirvan la comida.

Puedes aprovechar un día de la semana para preparar algunos refrigerios nutritivos y bajos en calorías, como gelatina, y tener a la mano algunas frutas y verduras que puedes disfrutar solas o acompañadas de algún aderezo bajo en calorías.

Previo a la comida

Si sirven alguna botana antes de la comida o cena, procura comer aquéllas hechas con verduras o las que tengan aderezos bajos en grasas y calorías. Si vas a pedir alguna bebida alcohólica, procura moderarte en su consumo, recuerda que el alcohol contiene muchas calorías.

Cuando sirvan los alimentos

Al momento de la comida o cena, te recomendamos servirte una buena porción de ensalada antes de los otros alimentos y elegir aquellos aderezos que sean a base de vinagre o que contengan menos calorías. Si no puedes comer la ensalada antes de los otros alimentos, sírvete una porción mayor de ensalada que de lo demás.

No es necesario que dejes de probar ningún alimento.

La clave está en moderarte en la cantidad de los alimentos que te sirves y evitar aquellos aderezos que tengan muchas calorías. También procura comer despacio y disfrutar cada bocado.

Haz ejercicio

Quizás en estas fechas estés más ocupado(a) y no tengas mucho tiempo para hacer ejercicio, pero debes tener en cuenta que es muy importante que realices alguna actividad física para mantener tu peso en estos días.

Si puedes seguir con tu rutina, hazlo, pero si no, dedica aunque sea un momento en el día para ejercitarte. Recuerda que también puedes dividir la rutina en varios tiempos.

Pon a tu familia en movimiento

Si todos tienen algunos días de vacaciones, aprovecha para hacer ejercicio en familia.

Por ejemplo, pueden ir a andar en bicicleta, salir a caminar, patinar o bien organizar algún partido de básquetbol o fútbol.

A falta de ejercicio: Si no practicas ejercicio, con el tiempo se debilita el corazón, músculos, huesos y articulaciones, las células se envejecen, se disminuyen los reflejos y el impulso sexual.

Si alguna razón te impide practicar un deporte, por lo menos trata de aumentar tus actividades cotidianas como: Fuera de casa: Usa menos el auto o el autobús para moverte; usa las escaleras en lugar del elevador; sal a caminar por tu colonia; pasea a tu perrito más seguido y por más tiempo.  Pasa menos tiempo frente a la televisión o computadora; haz ejercicios de estiramiento o pesas.

En la web

1.www.lantusinsulina.com

Acerca de la Diabetes Hábitos para un estilo de vida saludable … de ese equipo puede tener un impacto en el progreso del tratamiento para la diabetes.

www.issste.gob.mx

En este site encontrarás explicaciones sobre los distintos estilos de vida saludables, además te ayuda a identificar cuál es el tuyo, si vas en el camino correcto o si por el contrario es el tiempo de modificar lo que haces.