Regalías de Michael Jackson mantienen a su familia

Michael Jackson

LOS ANGELES.  Han pasado cinco años desde la muerte de Michael Jackson pero su carrera está más viva que nunca. El mes pasado una presentación en Las Vegas que usó un holograma del rey del pop bailando y deslizándose de puntillas fue transmitida a todo Estados Unidos. Su nuevo disco debutó en el segundo puesto de las listas de popularidad, y un espectáculo itinerante del Cirque du Soleil, basado en las canciones de Jackson, ha tenido unas 500 presentaciones a nivel mundial. Desde su muerte, a sus 50 años, el patrimonio familiar en propiedad de la familia del cantante ha ganado más de 600 millones de dólares.

Algunas de las ganancias han servido para mantener a sus tres hijos que tienen entre 12 y 17 años, así como a su madre. Pero la gran mayoría ha sido destinada a pagar las enormes deudas del cantante y para administrar el patrimonio que ha forjado su carrera póstuma, según un análisis de The Associated Press. En estos cinco años ha habido varios cambios para los hijos de Jackson conocidos ante el mundo como Prince, Paris y Blanket.

Ellos estaban en la mansión rentada por el cantante el 25 de junio de 2009, cuando le administraron la dosis letal del anestésico propofol en su habitación. Después fueron llevados a un hospital cercano donde se declaró la muerte de su padre. Se necesitaron semanas para saber lo ocurrido y más de dos años para que el médico acusado de darle la dosis fatal a Jackson fuera sentenciado por homicidio involuntario. Michael Jackson les enseñó a sus hijos a ser filantrópicos, les hacía fastuosas fiestas de cumpleaños y los ocultaba de los paparazzi.

Y pese a que ya no está más a su lado, sigue siendo un buen proveedor. Cerca de 20 millones de dólares se habían invertido para mantener a los hijos de Jackson y su madre Katherine hasta 2012. Los pagos a la familia aumentaron cada año a partir de junio de 2009, según archivos de la corte.

El dinero acumulado en las cuentas del cantante, así como en bodegas llenas de sus pertenencias, será entregado a los niños cuando lleguen a la adultez. Por lo pronto sus abogados han tratado de sanear las finanzas de Jackson y generar dinero para sus herederos. Entre los pagos que se han hecho entre mediados de 2009 y finales de 2012 se destacan: — Más de 91 millones de dólares en impuestos y licencias, incluyendo 45 millones pagados al gobierno federal en tributos. — Más de 25 millones en compensación a los albaceas del patrimonio familiar, el viejo abogado de Jackson, John Branca, y su amigo y ejecutivo musical John McClain.