Regalos personalizados

http://hoy.com.do/image/article/185/460x390/0/07F673E3-30D7-405F-8ADC-3C2C9F981B42.jpeg

POR MIRFAK ROWLAND
Aunque no existe intención alguna de encasillarlos, ya que cada uno es un ser único y especial, la realidad es que cada padre posee actitudes y temperamentos que dicen mucho de su personalidad.

Algunos son tradicionales, otros modernos y tecnológicos, y los hay de aquellos que, sin dejar a un lado su rol, conservan un espíritu joven y luchan por mantenerse siempre impecables y lozanos.

¿Cuál es el suyo?, bueno, para que pueda determinarlo (si es que aún no lo sabe) le damos algunos “tips” que le ayudarán a descubrirlo, y de paso, le sugerimos algunas opciones para regalarle en su día, que podrían ir acorde con sus gustos y personalidad.

 ¿Tradicional, tecnológico o metrosexual?

Los beneficios de la modernidad no sólo están al servicio de los jóvenes, de las mujeres o de los más pequeños, sino también de esos seres trabajadores incansables a quienes llamamos “papá”

Tecnológico

Así como hay padres convencionales y muy tradicionales, también los hay de esos que les encanta pasarse horas frente a la computadora, los que gustan mirar una buena película en la sala o en la habitación como si estuvieran en el cine o los que prefieren equipar el hogar con aparatos sofisticados para disfrutar de buena música sin tener que salir de casa.

Y es que los beneficios de la modernidad no sólo están al servicio de los jóvenes, de las mujeres  y de los más pequeños, sino también de esos seres trabajadores incansables a quienes llamamos “papá”.

 Por esto y por muchas razones más es que hay que tomar en cuenta que ellos también tienen derecho a disfrutar de los avances tecnológicos, y que por ser padres con obligaciones y responsabilidades no necesariamente tienen que ser ermitaños alejados de las facilidades y comodidades que brinda la tecnología.

Tradicional

Este tipo de padre es muy convencional, no es muy dado a manipular aparatos modernos y prefiere comprar aquellos objetos que ya conoce y que no requieren de muchas “peripecias” para ser utilizados.

Se conforma con un cómodo sillón para sentarse  mientras ve el juego de béisbol y no suele usar celulares, y si los usa es seguro que sólo lo emplee para comunicar alguna urgencia.

A la hora de vestir, el padre tradicional opta por las camisas en algodón y los pantalones en casimir, y ni hablar del color rosa o el salmón en sus combinaciones.

Prefiere el teléfono al “messenger@ para comunicarse con sus amigos y seres queridos  y no cambia un buen libro por el fascinante “ciberespacio”.

Metrosexual

A este padre le encanta mimarse a sí mismo y siempre está al tanto de las últimas tendencias de la moda. Un día cualquiera, antes de llegar a casa, se da una “vueltecita” por la peluquería y se corta el pelo, se limpia las cejas, se arregla las uñas y aprovecha la oportunidad para disfrutar de un  relajante masaje.

Algunos fines de semana, se dirige al spa para botar el estrés que le produce una agotadora jornada de trabajo, y cuando sale de allí, dedica varias horas de su tiempo libre para irse de compras a las diferentes plazas, llegando a su casa con bolsas repletas de camisas, pantalones, corbatas y t-shirts modernos y coloridos.

La elegancia, la modernidad y el buen gusto son las cualidades distintivas del padre metrosexual, todo esto sin perder su masculinidad y sin dejar de dedicar gran parte de su tiempo para consentir a su familia.