Reid tenía 83 años de edad

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/6436319F-8E1D-4986-A57A-08EBA3F29B6E.jpeg

POR UBALDO GUZMAN MOLINA
El empresario y dirigente reformista Donald Joseph Reid Cabral, quien falleció ayer a la edad de 83 años, presidió el gobierno de facto constituido tras el derrocamiento del profesor Juan Bosch en 1963.

Reid Cabral asumió la presidencia del Triunvirato tras la renuncia de Emilio de los Santos, en diciembre de ese año, y se mantuvo hasta que un golpe de Estado lo expulsó del poder en abril de 1965, dando origen a la revolución constitucionalista.

Donald Reid había nacido en Santiago de los Caballeros el 9 de junio de 1923, hijo del escocés William Reid y la dominicana Auristela Cabral.

Inició sus estudios primarios en Santiago y los concluyó en Santo Domingo, adonde migró la familia en 1930. Luego estudió en la Escuela Moderna y en la Normal.

Se graduó de doctor en Derecho en la Universidad de Santo Domingo, profesión que no ejerció.

Estaba casado con Clara Tejera Alvarez, con quien procreó dos hijas, Georgia Anne y Clara Emilia.

Reid Cabral inició su carrera política como miembro del Consejo de Estado presidido por Rafael Bonelly en 1962, a raiz de la salida del país del presidente Joaquín Balaguer.

Luego se integró al Triunvirato, constituído inicialmente por Emilio de los Santos, Ramón Tapia Espinal y Manuel Tavárez Espaillat. De los Santos renunció el 22 de diciembre de 1963, en protesta por las medidas tomadas por las Fuerzas Armadas contra la guerrilla que en noviembre de ese año dirigió Manolo Tavárez Justo. Fue sustituido por Reid Cabral, quien pasó a presidir el Triunvirato.

Durante su gobierno, el Triunvirato estuvo sometido a crecientes protestas. Se le acusó reiteradamente de mantener la desorganización administrativa a todos los niveles del gobierno, según la Enciclopedia Dominicana.  Reid Cabral fue secretario de Relaciones Exteriores en el gobierno de Joaquín Balaguer (1986-1988). También se desempeñó como secretario de Estado sin cartera y posteriormente asumió la presidencia en funciones del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Se desempeñó también como embajador en misiones especiales ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) e Israel, canciller de octubre a diciembre de 1963.

Fue observador de la Organización de Estados Americanos (OEA) en las situaciones conflictivas en El Salvador, Guatemala, Costa Rica y Grenada, y participó en varias reuniones de cumbres mundiales para la paz, entre ellas el Cuarto Consejo Cumbre para la Paz Mundial, celebrado en Seúl, Korea, en 1991. Publicó el libro “Discursos de una década”, 1991.

Reid Cabral recibió doctorados Honoris Causa de la Seaton Hall University y de la Universidad Apec. En mayo de 1999, UNAPEC develizó una tarja en su honor, calificándolo como uno de los grandes forjadores de esa academia.

Se le reconocía como un político respetuoso y conciliador “Alcancé y sobrepasé las metas trazadas en la vida”, dijo en una entrevista a HOY en julio de 2001.

“La política no es mi profesión ni mi meta. Creo que las veces que he participado lo he hecho como aquellas personas llamadas al servicio obligatorio”, dijo.

Le apasionaba la jardinería y la lectura. De su padre aprendió el amor al trabajo y la responsabilidad.

El año pasado consideró que nunca se arrepentiría de ocupar el puesto en el Triunvirato.

EL EMPRESARIO

En el año 1947, siendo estudiante de derecho, fundó con Rogelio Pellerano la empresa Reid & Pellerano, que inició sus operaciones importando y distribuyendo en el país las bicicletas inglesas Phillips. Después pasó a variados productos, como cemento, varilla y vehículos. El negocio se fue ampliando y obtuvieron la representación local de los “todoterrenos” Land Rover y posteriormente de los automóviles Austin.

La empresa se diversificó y alrededor de ella surgieron otras: Autocamiones, Codomotors, Financiadora de Primas, Repeco y Repeco Leasing, que se dividieron luego tras la muerte de su socio Rogelio Pellerano.

Miembro de la Fundación Universitaria Dominicana, Fundación de Crédito Educativo y de la Comisión Política del Consejo Nacional de Hombres de Empresa; presidente del Consejo Académico del Instituto Cultural Domínico-Americano; director de la Cámara Americana de Comercio.