Reinan los «perreos» en juegos Licey contra Águilas

Reinan los «perreos» en juegos Licey contra Águilas

César Valdés (izquierda) y Yunesky Maya. Arte: Alferny Eusebio.

Los partidos entre Tigres del Licey y Águilas Cibaeñas son, sin dudas, el «clásico» del béisbol invernal dominicano. Sus partidos en casi el 100 por ciento se celebran a casa llena, se dan en medio de una lucha cerrada en una tabla de posiciones, la adrenalina está por los aires en las tribunas, y lo más emocionante, los jugadores de ambos equipos se «perrean» unos a otros.

En cada uno de los cinco partidos que han disputado Águilas y Licey esta temporada, no han faltados las reacciones de los peloteros, ya sean los bateadores al conectar un hit o un jonrón oportuno, o los lanzadores al lograr un ponche o un out importante.

En el caso de los Tigres, uno de los que más hace usos del perrero es César Valdés, quién es comúnmente denominado por los liceistas como «El papá de las Águilas».

Tras lograr espectacular actuación contra las Águilas, Valdez no pudo contenerse a dejarles un mensaje al equipo amarillo desde el mismo terreno de juego.

Después de completar la quinta entrada, Valdez caminó hacia el dogaut de los Tigres diciendo: «aquí y allá», haciendo referencia a que vence a las Águilas tanto en el estadio Cibao en Santiago, así como en la casa de los Tigres, el Estadio Quisqueya.

Ese partido significó el segundo entre Licey y Águilas en esta temporada, y en ambos, incluso también en el tercero, la victoria fue para el equipo azul. Las Águilas se mostraban prácticamente sin respuesta ante la ofensiva y picheo de los Tigres, sin embargo, con la llegada de Jerar Encarnación a las Águilas, la historia cambió.

Puede leer también: Humberto Mejía, otro panameño que brilla en la pelota invernal dominicana

En los últimos dos partidos entre Licey y Águilas, Jerar Encarnación ha sido el héroe a la ofensiva, y con ello, protagonista de perreos que han sido virales.

El pasado sábado domingo, Encarnación conectó un jonrón dramático en la parte baja del noveno episodio, que dejó en el terreno a los Tigres del Licey. En la clebración del batazo, se quedó parado en el home plate mientras la pelota volaba.

Pero eso no quedó ahí, ya que ayer Encarnación fue viral tras hacer otra celebración que causó mucho de qué hablar, tanto en las redes sociales, como en los narradores de la cabina de los Tigres del Licey.

No hay dudas de que a los fanáticos les gusta ver como los jugadores se disfrutan el juego al máximo nivel, por lo que cada vez más los perreos son más comunes e incluso aceptados en ambiente beisbolero dominicano.

Le invitamos a leer: ¡Una campaña sucia contra el Licey!

Publicaciones Relacionadas