Reinauguran laboratorio farmacéutico

POR ODALIS MEJIA
Con una inversión de RD$87, 880,391 fue inaugurado ayer el Laboratorio Farmacéutico Doctor Defilló que se encargará de establecer la calidad y utilidad de los medicamentos y productos sanitarios que se producen o llegan al país. El acto fue encabezado por el presidente Leonel Fernández y el jefe de la delegación diplomática de la Unión Europea (UE), Dino Sinigallia.

Los fondos fueron donados a través de la Oficina Nacional para Fondos Europeos de Desarrollo (ONFED). El laboratorio, ubicado en la zona universitaria, tiene áreas para microbiología, equipamiento clínico, mobiliario de oficina y clínico, equipos de informática y material gastable.

Entre sus funciones están realizar determinaciones analíticas de medicamentos para garantizar su calidad y facilitar el registro de especialidades, la vigilancia pos comercialización, licitaciones y concursos públicos y establecimiento de normas de calidad.

Además, el centro será la entidad rectora, certificadora de referencia, de todos los laboratorios de control y evaluación de medicamentos del país.

El laboratorio contiene todos los elementos para su acreditación internacional. Sin embargo, esto no sería posible mientras el Instituto de Patología Forense este situado al lado, advirtió Antonio Sánchez, director del Programa Nacional de Reforzamiento del Sistema de Salud (PROSISA), que patrocina la Unión Europea y a través de la cual se construyó la obra.

“Un laboratorio de esta naturaleza nunca podrá tener acreditación internacional mientras el Instituto de Patología esté en una estructura contigua. Tampoco la Oficina de la Mujer Maltratada que condicionó cambios y retrasos al proyecto”, indicó.

Dijo que el centro es una pieza del control de calidad que debe colocarse en el lugar adecuado, y que para que sea viable financieramente deberá tener una buena asignación presupuestaria o capacidad de recaudación suficiente para mantenerse; un régimen de autonomía de gestión y la atención de las autoridades.

Expresó que el laboratorio de medicamentos fue fruto de un parto largo y difícil, pero que constituye un obra moderna que contribuirá al control de la calidad sanitaria de la República Dominicana.

Mientras que Sinigallia destacó que PROSISA, con un fondo de 13.5 millones de euros, de los cuales 12 millones son donados por la UE, es un ejemplo tangible del compromiso de los ciudadanos europeos de contribuir alcanzar a que la República Dominicana alcance los Objetivos del Milenio.

Dijo que PROSISA, programa que concluye en agosto próximo, es una muestra tangible del compromiso de los ciudadanos europeos al desarrollo sanitario de la República Dominicana.

El apoyo a los servicios farmacéuticos es uno de los componentes de PROSISA. Al respecto Signigallia destacó el interés del gobierno dominicano en el establecimiento de una política farmacéutica nacional.

Afirmó que el laboratorio farmacéutico servirá para garantizar la utilidad de los medicamentos que se consumen y ser un instrumento de lucha contra el fraude.

También, destacó que de cara a la firma del Tratado de Libre Comercio, la industria farmacéutica será competitiva, sólo si es capaz de superar los estándares de la a calidad que se van a exigir.

De su lado, la directora del Laboratorio, Nidia Mercedes Ramón Acosta, expresó que el centro permitirá triplicar la cantidad de pruebas analíticas en cada medicamentos, lo que representa un aporte al control de calidad en la aplicación diagnóstica en los tratamientos de salud.

El director de ONFED, Onofre Rojas, reconoció ayuda estrecha de la Unión Europea en las áreas de prevención, atención y de abaratamiento de los medicamentos para los más pobres.

Mientras que el secretario de Salud Pública, doctor Sabino Báez, aseguró que el gobierno trasladará el próximo año el Instituto de Patología para garantizar que el laboratorio obtenga la referencia internacional para valorar la calidad de los productos farmacéuticos y los alimentos.

Dijo que el laboratorio se suma al primer foro de política farmacéutica, así como al establecimiento de un nuevo cuadro básico de medicamentos y al lanzamiento de la innovadora política farmacéutica.

Señaló la puesta en operación de una estrategia para facilitar la reforma de la política farmacéutica para lograr el abaratamiento del precio de los productos y la mejoría de su acceso para los más pobres.

Dijo que Salud Pública tiene que establecer la identidad sanitaria de los medicamentos y productos farmacéuticos cuya utilización pública se solicite, por lo que debe adoptar las normas obligatoria y de rigor que rigen en el país.

La obra fue iniciada en septiembre del 2003 y concluida el pasado mes de mayo.

Tanto Baéz, Rojas y Ramón destacaron el papel de PROSISA en la modernización del sistema de salud del país.