Relación de la obesidad con la diabetes mellitus

Relación de la obesidad con la diabetes mellitus

Dra. Maricela Ramírez

¿Sabía usted que existen dos tipos de diabetes?  La Diabetes Mellitus tipo 1 y la tipo 2.  La Diabetes tipo 1 se presenta a temprana edad y casi siempre está asociada a factores autoinmunes (sustancias que produce el organismo que ataca de manera específica a determinado órgano) y la Diabetes Mellitus tipo 2 es causada por Resistencia a la insulina o por una insulina que no está siendo efectiva en su función de disminuir los niveles de glucemia. La Diabetes Mellitus tipo 2 constituye el 90 porciento de todos los pacientes que padecen Diabetes y está directamente asociada a la obesidad, una condición compleja que afecta a todas las edades y estratos sociales con importantes consecuencias físicas, sociales y psicológicas. 

La obesidad está asociada al aumento de la circunferencia de la cintura, siendo el valor máximo saludable de 88 centímetros en la mujer y 102 centímetros en el hombre (Organización Mundial de la Salud). El tejido adiposo en la región abdominal impide que la insulina realice su función de manera efectiva produciendo la llamada resistencia a la insulina.  Esto promueve mayor liberación de insulina que, en algunos casos, provoca unos niveles bajos de glucemia luego de ingerir alimentos ricos en carbohidratos simples – como son los alimentos ultra procesados.

Si se tiene antecedentes familiares de Diabetes tipo 2, con la obesidad aumenta aun mas el riesgo de desarrollarlo.  El sedentarismo y consumo de alimentos ricos en azúcar y grasas saturadas produce una ganancia de peso consecuencia del desbalance energético (mayor consumo de calorías en relación a la actividad física).

La importancia de reconocer esta asociación tan directa entre la diabetes y la obesidad es que ambas promueven o aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares y otras alteraciones metabólicas como son colesterol y triglicéridos elevados, sustancias inflamatorias que contribuyen a que otras enfermedades se expresen en una peor condición en estos grupos de pacientes.  Un ejemplo lo vemos en pacientes con obesidad y COVID 19.  Por otro lado, la obesidad impide el control de los parámetros glucémicos, aumentando los requerimientos de insulina o antidiabéticos orales.

Al finalizar el Mes Nacional de la Diabetes recordemos que una alimentación saludable, actividad física regular y mantener un peso adecuado nos ayudará prevenir el desarrollo de esta enfermedad o, en caso de ya padecerla, lograr un mejor control de la misma.

Esta columna es la sección educativa de la Sociedad Dominicana de Nutrición Clínica y Metabolismo. Escribe tus preguntas a: sodonuclim@gmail.com / @sodonuclim