Relevancia de la comunicación política

Relevancia de la comunicación política

Guillermo Peña Capellán. Foto de Archivo

El área de la ciencia política que gana cada vez mayor relevancia es la comunicación política. A priori, es importante no confundir propaganda ni publicidad con comunicación política. Gobierno, partido o presidente que comunica bien mantiene su confianza y credibilidad. La comunicación política sube o baja gobiernos, por eso cada palabra se piensa, cada silencio comunica y cada declaración a la prensa informa o desinforma.

La ciudadanía de hoy exige estar bien informada, por eso la comunicación política de los gobiernos debe ser de fácil acceso, clara y masiva para evitar que una crisis comunicacional se convierta en una crisis de gobernanza. Ministerio, Dirección o hasta Unidad que no comunique bien, desinforma y genera una impresión de descoordinación, aunque en realidad no exista.

En las redes sociales se comunica al instante. Un error en las redes, silencio o palabras inadecuadas pueden generar una crisis de comunicación política que afecte a una institución gubernamental, presidente o al gobierno en pleno.

Abraham Lincoln dijo una vez que “Con la opinión pública a favor nada puede fallar”. Esa sentencia tiene sentido todavía en los grandes medios de comunicación, pero ya es muy difícil tener una opinión pública a favor totalmente porque lo que se dice en las redes sociales tienen un impacto relevante en la gente. Ahora bien, igual, mantener buena relación con los medios tradicionales que tienen influencia en la gente puede hacer la diferencia en el aumento o disminución de la popularidad gubernamental.

Es importante entender que la comunicación política no es un gasto, es una inversión para mantener la confianza y credibilidad gubernamental. Lo incorrecto es pagar excesiva publicidad y propaganda sin un objetivo y criterio claro de comunicación política que incluya desde medios tradicionales a redes sociales. Un meme o una infografía muy difundida en cualquier medio de comunicación puede informar mejor que un discurso de media hora.

Las fake news o noticias falsan son reales amenazas a la comunicación política efectiva de una institución u organización. Existen personas que se encargan de crear una línea de comunicación falsa o distorsionada con fake news para generar una corriente de opinión pública a favor de determinados intereses.

El público al que comunica un gobierno no es homogéneo. No es lo mismo comunicar a jóvenes que a personas adulto mayores. Tampoco entiende igual la comunicación una persona alfabeto funcional que un analfabeto funcional. Un lenguaje coloquial es siempre preferible a uno muy técnico. Quien comunica mejor y rápido gana.