Religiosos consideran desarmar primero a delincuentes

Los obispos Juan Antonio Flores Santana y Nicanor Peña consideraron que para combatir los asaltos, robos y la violencia que azotan el país se precisa que las autoridades desarmen primero a los delincuentes antes que los ciudadanos que utilizan armas para defender su vida.

Dijeron que es necesario desarmar a la población y fortalecer los vínculos familiares para que disminuyan los casos de violencia.

Los religiosos abogaron además por la mejoría en las condiciones de vida de la gente, sobre todo la creación de empleos y servicios eficientes para evitar que muchos jóvenes tengan que recurrir a métodos ilegales e inmorales como forma de vida.