Remesas han sido el asombro

Remesas han sido el asombro

A currency exchange vendor shows US dollar notes at Tahtakale in Istanbul, on March 22, 2021. - Turkish officials tried to calm the turmoil triggered by President Recep Tayyip Erdogan's abrupt decision to sack his reformist central bank chief, insisting they would stick with free market rules.The lira lost as much as 17 percent against the dollar on the first day of trading after Erdogan replaced market-friendly economist Naci Agbal with former ruling party member Sahap Kavcioglu at the key post. (Photo by Ozan KOSE / AFP)

Consecuencia de la pandemia Banco Mundial esperaba que el flujo de remesas registraría un descenso sin precedente

Al inicio de la pandemia se pensaba que bajarían por la pérdida de empleos en EE.UU., pero llevan un ritmó que las llevaría al cierre de año a superar los US$10,000 millones

Al comienzo de la pandemia del Covid 19 las expectativas tanto internas como a nivel de los organismos internacionales que manejan el tema, eran de que las remesas bajarían por la pérdida de empleos que iba a ser causada por el cierre de negocios en Estados Unidos para hacer frente al virus.

De acuerdo con las proyecciones que hizo el Banco Mundial a inicios de la pandemia, se esperaba que en 2020 el flujo de remesas internacionales a nivel global registraría un descenso sin precedentes del 19.7 por ciento. La misma institución pronosticó que, para los países de América Latina la reducción sería de 19.3 por ciento en 2020.
Lo que se esperaba para países como la República Dominicana, es que ese comportamiento impactaría muy negativamente, dado que para los países de ingreso medio y bajo la recepción de estos recursos se considera un elemento esencial en el desarrollo económico y social de los hogares.

Pero para sorpresa de todos, las remesas recibidas por el país se incrementaron a 8,219.6 millones de dólares en 2020 y sólo en los primeros siete meses de 2021 alcanzaron el nivel de 6,159.5 millones de dólares.
A ese ritmo las remesas hacia el país treparían al cierre del 2021 la barrera de los 10,000 millones de dólares, lo que en el escenario de la pandemia las ha convertido en el principal factor anti-cíclico de la economía dominicana.

Para todos hubiera sido una ilusión pensar al inicio de la pandemia que en sólo un año el país recibiría más de 10,000 millones de dólares sólo por concepto de remesas, pero parece irreversible que esa ilusión será una realidad en 2021.
Esto ha convertido a las remesas en el primer motor de la recuperación económica del país sin menoscabo de la incidencia positiva que han tenido en la economía las medidas internas tomadas para contrarrestar la pandemia, como la política de vacunación y los protocolos sanitarios, que han estado permitiendo que los negocios vayan reabriendo.

Los programas fiscales incentivos monetarios jugaron su papel

Dominicanos en EE.UU. enviaron parte del dinero recibido a RD

¿Qué factores explican ese comportamiento inusitado de las remesas?
Obviamente, que el factor principal son los paquetes fiscales de apoyo tanto a los hogares como a las empresas y la política monetaria expansiva aplicada por los Estados Unidos.

La entrega de cheques por parte del gobierno de Estados Unidos impactó por vía directa e indirecta a la economía dominicana.

Muchos de esos cheques fueron recibidos por dominicanos residentes en Estados Unidos que tomaron partes de esos recursos para enviarlos a sus familiares en República Dominicana. Además, esos programas contribuyeron a la recuperación rápida de la economía estadounidense.

Altruismo
Motiva envíos a familiare
s

Es difícil de medir
En el comportamiento de las remesas también incide el altruismo de los dominicanos residentes en el exterior, quienes tradicionalmente se han preocupado de forma significativa por el bienestar de los miembros del hogar que se quedaron en su lugar de origen.
Sin embargo, aunque hay evidencia de este altruismo, presenta un problema de intangibilidad; es decir, dicha relación no se puede estimar directamente. Para determinarlo, habría que realizar estimaciones indirectas.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas