Remesas (y II)

26_11_2015 HOY_JUEVES_261115_ Economía3 E

Si bien entre los agentes económicos y políticos hay un creciente reconocimiento de la importancia macroeconómica de las remesas, los esfuerzos por analizar la situación socioeconómica de hogares y comunidades destinatarias no han rebasado el interés meramente financiero.

La particular conformación interna de los hogares, con predominancia de jefatura femenina, obliga a reconocer que las diversas opciones de inversión sólo serán posibles si se modifican algunas actitudes de sus miembros. En decenas de casos las remesas han incidido en el cambio de comportamiento económico y social de familias.
La principal fragilidad de los hogares receptores estriba en la insuficiencia de ingresos, por lo que están expuestos a crisis periódicas de consumo que afectan con más rigor a menores de edad. Esa situación se agrava merced a las grandes dificultades de sus miembros para acceder a créditos del sistema financiero por no contar con una fuente local de empleo permanente.

El sector privado puede y debe asumir un papel protagónico para crear facilidades de inversión que favorezcan a miles de personas por ahora dependientes del flujo externo de recursos, aunque es bien sabido que en muchos casos han surgido microempresas fruto de una buena planificación de los receptores.

Aunque la crisis económica de la eurozona afectó el nivel de empleo y con ello el envío de remesas, no es menos cierto que la mejoría de la economía de EE.UU. ha incidido en el flujo de recursos financieros. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en 2014, el empleo de latinoamericanos y caribeños en EE.UU. creció en 4.3% respecto al año anterior: la fuerza laboral total de migrantes latinoamericanos rozó los 15 millones.

Este crecimiento económico produce un círculo virtuoso de mayor envío de remesas y nuevos flujos migratorios que, a medida que se integran en el circuito laboral, aumentan potencialmente el volumen de remesas. En términos brutos, con US$23,645.0 millones en el 2014, México es el país con mayor cantidad de remesas.