Remodelación de 56 hospitales inició hace tres años y medio

21_06_2017 HOY_MIERCOLES_210617_ El País4 A

Corría la mañana del jueves 20 de febrero del año 2014 cuando el entonces ministro de Salud Pública Freddy Hidalgo, anunció que el Gobierno invertiría RD$3 mil millones en un gran proyecto: remozar y reordenar 56 hospitales distribuidos en todo el país.

Hoy, justo tres años y medio después, solo han sido terminados nueve hospitales y la mayoría de los 47 restantes está peor que aquel día: con los trabajos iniciados pero a medio talle, se desenvuelven en medio del caos y el hacinamiento.
Las obras están a cargo de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estadott (Oisoe), dependencia a la que la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, le transfirió esa responsabilidad el 2 de septiembre del año 2015.
“Salud Pública no construirá más; esa no es su función”, dijo Guzmán Marcelino cuando hizo el anuncio. Sin embargo, no fue hasta el 28 de marzo del año pasado que hizo el traspaso oficial de los 56 hospitales en reconstrucción y más de 50 y Centros de Atención Primaria que construía.
La intención, dijo entonces la ministra, era que las obras fueran terminadas con mayor celeridad.
Promesas. Al día de hoy todos los centros que reconstruye la Oisoe deberían estar terminados, a juzgar por las palabras del director del Servicio Nacional de Salud, doctor Nelson Rodríguez Monegro (SND), quien dijo el 19 de diciembre del año pasado que los hospitales que habían sido sometidos a remodelaciones estarían listos a mediados del 2017.
En ese momento, Rodríguez Monegro atribuyó el retraso de las obras a las especificaciones que le hicieron a los centros para que tengan un estándar mínimo de calidad, desde el punto de vista estructural.
Además anunció la terminación del hospital Melenciano, de Jimaní, que se inauguró el 8 de diciembre; el de La Descubierta, inaugurado el 8 de febrero ; y el de Castillo, en la provincia Duarte, inaugurado ayer.
La Oisoe. En su página web la Oisoe señala que tiene en ejecución los hospitales Jaime Mota, el de Cabral y de Polo, en Barahona; Rosa Duarte, de Bánica y de Hondo Valle, en Elías Piña; el José Pérez, de Duvergé; de Barsequillo y Juan Pablo Pina, en San Cristóbal; y Federico Armando Aybar, del Cercado y Alejandro Cabral, en San Juan.
También el hospital Luis L. Bogaert y La Esperanza, de Valverde; Octavia Gautier de Vidal, Luis Morillo King y Pedro Antonio Céspedes, de La Vega; el de Manzanillo y el Padre Fantino, de Montecristi; Joaquín Mendoza, Villa Isabela, Los Hidalgos, Pablo Morrobel Jiménez y Ricardo Limardo, de Puerto Plata; y Arturo Grullón y José María Cabral y Báez en Santiago.
Tampoco han sido terminados el General Santiago Rodríguez, de Santiago Rodríguez; Teófilo Hernández, de El Seibo; Evangelina Rodríguez Perozo, de La Altagracia; Antonio Musa, de San Pedro de Macorís; Antonio Yapor, de María Trinidad Sánchez; Alberto Gautreaux, de Samaná; Inmaculada Concepción, Sigfrido Alba Domínguez y Villa La Mata, de Sánchez Ramírez; Restauración, en Dajabón; y Toribio Bencosme y Jamao al Norte, en Espaillat.
Además faltan la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, la Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar y el Francisco Moscoso Puello, en el Distrito Nacional; y la Maternidad San Lorenzo de los Mina, el hospital del Almirante, el Elvira Echevarría Viuda Castillo, Vinicio Calventi, de Engombe y la Ciudad Juan Bosch, en la provincia Santo Domingo.