Remueven a personal de penal de Fujimori por numerosas visitas

Fujimori

Lima.  Todo el personal de la prisión en la que está recluido el exmandatario peruano Alberto Fujimori fue removido a raíz de una denuncia periodística sobre las más de 600 visitas recibidas en los últimos tres meses, según informó hoy una autoridad penitenciaria.

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Julio Magán, informó a RPP Noticias que se ha removido a todo el personal del penal de Barbadillo, sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, y su resguardo estuvo temporalmente a cargo del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) de la Policía Nacional.

“Desde ayer, el GOES no se encuentra en el penal de Barbadillo sino el personal ordinario de seguridad, (pues) fue una medida transitoria”, dijo Magán.

Fujimori fue internado ayer en la clínica La Luz, de Lima, para un examen de observación, después de la reciente operación que tuvo en la vista y por la descompensación de la presión arterial que tuvo, según explicó Magán.

De acuerdo a un informe del diario El Comercio, Fujimori recibe a autoridades locales, empresarios y partidarios en los ambientes de la cárcel, donde es el único interno, cinco días a la semana y además tiene a una persona a cargo de estas visitas.

El exmandatario, condenado a 25 años de cárcel por abusos a los derechos humanos, ofreció hace unos días una entrevista a un diario chileno en la que afirmó que su hija Keiko Fujimori es la presidenta que necesita el Perú, en referencia a su candidatura para los comicios de 2016.

La exlegisladora aclaró en los últimos días que es ella quien dirige la campaña presidencial del fujimorismo para salir al frente de los comentarios que señalan que el expresidente es el jefe de campaña de la actual favorita de los sondeos de intención de voto.

De otro lado, el presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso, Gustavo Rondón, declaró que el grupo debatirá el pedido del legislador Heriberto Benítez para citar a Keiko Fujimori para que responda sobre los aportes a su partido en la campaña de 2011.

La solicitud de Benítez responde a una denuncia periodística del programa dominical Panorama sobre los aportes de dos personas en la campaña de 2011 que presuntamente no tenían suficiente respaldo económico y la venta de rifas que recaudó unos 300.000 dólares.