Renaud deja el alcohol y vuelve a empapar a Francia con su canción protesta

Renaud

París. Con su eterno pañuelo rojo anudado al cuello y una década después de su último disco original, Renaud ha regresado a la música con el tema “Toujours debout”- un himno a la resurrección que el veterano cantautor de la Francia canalla entona con una voz salpicada de cicatrices.   “Estoy renovado, otra vez de pie / con las patas rectas, resucitado”, canta en el sencillo que ha subido hoy a Internet (youtu.be/hT1T2D_s_Us) como entremés del álbum de 14 canciones que publicará la próxima primavera.

Renaud Séchan (París, 1952) lleva 128 días sobrio y fuma 15 cigarrillos por jornada, frente a los dos paquetes y medio de su época salvaje. A los 63 años ha recuperado la voz grave con la que incitó a revelarse a la sociedad francesa de los ochenta con temas como “Morgane de toi”, “Dans mon HLM” o “Hexagone”.

“Tengo la voz un poco cascada porque he fumado mucho”, comentaba recientemente el cantautor en la emisora “France Inter”, refiriéndose a su puesta a punto para reconciliarse con los micrófonos.   Lo hace, a juzgar por el aplaudido tema lanzado hoy, con ciertas ganas de revancha hacia quienes le consideraban ya un cadáver artístico- “No ha nacido el cretino que querrá enterrarme / Ya no voy a las teles, no tengo Internet, no hablo a las radios ni a las revistas / Me creyeron muerto, olvidado. Decidle a esos gilipollas que sigo cantando”, lanza.

La canción es Renaud en estado puro, con la ironía que le llevó a tocar el cielo y un estilo enmarcado en la “chanson française”, que prioriza los versos sobre la música, en línea con Georges Brassens, Mustaki, Charles Aznavour o Francis Cabrel, pero con un halo más callejero.