Rendición de cuentas del Banco Central

El martes 14 de agosto el Gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, presentó el informe de gestión en  2004-2012, periodo en cuyos inicios debió afrontar una grave crisis financiera, en el cual las políticas monetarias fueron claves para la preservación de la estabilidad, se cumplieron los compromisos con el FMI, se produjo una importante reforma financiera y se lograron extraordinarios avances en la  modernización de la institución.

En 2004 la economía había tocado fondo y el Gobernador Valdez Albizu recibió una institución con reservas negativas, inflación anualizada de 51.84% y un desbordamiento monetario fruto del pésimo manejo de las quiebras bancarias, que provocó la duplicación de la emisión monetaria, un stock de certificados  que no había logrado la neutralización del rescate bancario, intereses de esos instrumentos superiores al 50%, periodos de vencimiento menores a 30 días y un déficit cuasi-fiscal proyectado al 4% del PIB.

En septiembre de 2004 la Junta Monetaria aprobó el plan integral para la reducción del cuasi- fiscal, en octubre se había eliminado el exceso de liquidez en la economía y  fue exitoso uno de los pilares del programa, consistente en la reducción de los interés y la extensión de los periodos de vencimiento de los certificados. La última etapa del programa  fue la promulgación en 2007 de la ley de Capitalización del BC, cuyos compromisos de desembolsos cada año fueron cumplidos por el Gobierno del Dr. Leonel Fernández.

Las políticas monetarias aplicadas en estos ocho años han contribuido a la preservación del crecimiento con estabilidad adoptando las posturas más convenientes en cada momento.  En 2008, frente al más grave choque mundial de los precios, y con una política fiscal expansiva, las autoridades aplicaron una política monetaria restrictiva y eso permitió preservar la estabilidad. En 2009, en medio de una recesión global y ante la imposibilidad de aplicar una política fiscal expansiva, como recomendaban el G-20 y el FMI, entonces las autoridades aplicaron una serie de medidas que evitaron una recesión. En 2010 y 2011, en presencia de una política fiscal más flexible, entonces la política monetaria se movió a un terreno neutral.

Tras la quiebra fraudulenta de tres bancos era obvio la necesidad de una reforma financiera y a las presentes autoridades les correspondió recapitalizar las entidades, entre otras medidas, modificar el Reglamento de Evaluación de Activos, las Normas de Adecuación Patrimonial y la aprobación de 16 reglamentos. Y gracias a esa reforma ha mejorado la calidad de la supervisión, el buen gobierno corporativo de las entidades y un sistema financiero con adecuado patrimonio, elevada solvencia, buena liquidez y excelente calidad de la cartera con muy baja morosidad.

Otro logro de la presente gestión del Gobernador Valdez Albizu fue su activa participación en las negociaciones de dos acuerdos stand-by con el FMI, el cumplimiento de todas las metas monetarias en las catorce revisiones trimestrales de los programas  y lograr cotas históricas en materia de las reservas internacionales.

Otros méritos de la actual gestión fue el seguimiento de los procesos contra los banqueros involucrados en las quiebras fraudulentas, la modernización del sistema de pagos (sistema LBTR, nuevo formato cheques, cámara de compensación electrónica), participación activa en la Ley de Desarrollo Hipotecario y sus 20 reglamentos y resoluciones. También avances en el gobierno corporativo con la integración de miembros de la JM en los diferentes comités, gestión de riesgos y obtención de certificaciones internacionales en materia de calidad de la auditoría interna y de seguridad en la gestión de la información.

Es imposible desarrollar en un simple artículo los logros de la gestión 2004-2012 encabezada por el Gobernador Valdez Albizu y el mayor reconocimiento ha sido su ratificación por parte del Presidente Danilo Medina, lo cual  representa un mensaje contundente de compromiso con la preservación del crecimiento con estabilidad.