Repatrian en utilidades US$1,362 millones en 2003

Del país salió el pasado año por concepto de repatriación de utilidades de las empresas foráneas una suma superior en 1,052 millones de dólares a los ingresos recibidos por concepto de inversión extranjera directa.

Según cifras del Banco Central, la inversión extranjera directa cayó en el 2003 a sólo 309.9 millones de dólares, mientras que la repatriación de utilidades alcanzó su máximo histórico, al ascender a 1,362.4 millones de dólares.

La caída de la inversión extranjera el pasado año tuvo que ver con el deterioro de la imagen del país como destino de inversión, debido a los problemas macroeconómicos que se han presentado en la economía dominicana, así a factores relacionados con los problemas que se presentaron con algunas empresas extranjera, especialmente en el sector eléctrico.

En la medida en que la repatriación de utilidades ha venido creciendo anualmente a un ritmo mayor que los ingresos que recibe el país por concepto de inversión extranjera directa, estudiosos de los asuntos económicos han expresado su preocupación porque entienden que esa situación se ha venido tornando insostenible par la economía dominicana.

La situación se complica porque una parte significativa de la inversión extranjera no es hecha en actividades de exportación, sino en la producción de bienes y servicios para consumo interno, lo cual ejerce presiones sobre la balanza de pagos, ya que este tipo de inversión no genera los dólares para financiar la repatriación de utilidades.

Si se toma en cuenta lo ocurrido en el período 1996-2000, se tiene que mientras el país recibió ingresos por concepto de inversión extranjera directa ascendentes a 5,932.7 millones de dólares, los egresos por concepto de repatriación de dividendos superaron esa suma en 2,263.9 millones de dólares, al ascender a 5,932.7 millones de dólares.

Esto quiere decir que la diferencia entre la inversión extranjera directa y la repatriación de utilidades el año pasado, ascendente a 1,052.5 millones de dólares, fue casi la mitad de ese resultado negativo neto durante todo el período comprendido entre el 1996 y el 2003.