REPORTAJE
Federer y Murray
Se disputarán la corona en la gran final de Australia

http://hoy.com.do/image/article/487/460x390/0/D1D53A7D-2A97-4C14-8EF1-375B3B37DE4E.jpeg

MELBOURNE, Australia. AP. Roger Federer llegó a su 22da final de Grand Slam al vencer ayer 6-2, 6-3, 6-2 al francés Jo-Wilfried Tsonga en una actuación casi impecable en el Abierto de Australia.

Federer, que busca su cuarto título en el certamen, espera despedirse con una suerte distinta a la del año pasado, cuando fue derrotado por el español Rafael Nadal y salió de la cancha en medio de lágrimas.

Su obstáculo mañana será Andy Murray, quien busca convertirse en el primer hombre británico que gana un torneo de Grand Slam en 74 años. El suizo derrotó a Murray en la final del Abierto de Estados Unidos de 2008.    Murray venció al croata Marin Cilic en semifinales el jueves, tras eliminar a Nadal en cuartos de final. Ahora, las esperanzas son grandes en el Reino Unido de que Murray sea el primer británico desde Fred Perry en 1936 en ganar un título grande de tenis.

“Yo sé que él quisiera ganar el primero para el tenis británico en, ¿cuánto tiempo? ¿150.000 años?”, bromeó Federer, causando carcajadas en el público. “El pobre tiene que pasar por eso una y otra vez”.

Luego, de forma calmada, Federer lanzó algunas granadas verbales hacia su próximo oponente.

“No creo que yo tenga presión para volver a hacerlo, porque ya lo hice antes”, indicó Federer, número uno del mundo y ganador de 15 títulos de Grand Slam. “Creo que realmente él lo necesita más que yo, así que creo que la presión está sobre él. Ya veremos cómo la maneja. No será fácil para él, de eso no cabe duda”.

Si Federer juega el domingo de la forma en que lo hizo el viernes contra Tsonga, la sequía pudiera extenderse por al menos otro Grand Slam.

“No te metas con Roger”, decía un cartel que tenía un fanático en la Rod Laver Arena. Y el aturdido Tsonga no lo hizo.    Federer llegó a su 18va final en los 19 últimos torneos de Grand Slam abrumando al finalista de Australia en 2008. La única vez que el suizo no llegó a una final en los 19 últimos majors fue por su derrota en semifinales en Melbourne en 2008 ante el serbio Novak Djkokovic.    Federer no enfrentó un solo punto de quiebre ante Tsonga.

“Es bueno jugar un partido así”, dijo Federer. “Pienso que contra los mejores jugadores, siempre es positivo si uno puede ganar el primer set”.    “Quizás él estaba más cansado mentalmente que físicamente”, añadió Federer. “Eso es desafortunado para él”.   

El francés de 24 años cometió doble falta en un punto para quiebre para dar a Federer una ventaja de 4-1 en el tercero, y el suizo selló el resultado con su servicio en 88 minutos cuando Tsonga se fue desviado con una derecha.

Final femenino hoy.  Serena Williams también es fanática de la historia del regreso de Justine Henin al tenis profesional.

Es una historia “extraordinaria”, dijo la estadounidense.     Apenas en su segundo torneo tras salir de un retiro de 20 meses, Henin llegó hasta la final del Abierto de Australia. Su único obstáculo para un cierre feliz es Williams, su oponente del sábado.

“Justine no lleva mucho tiempo alejada, pero de todas formas es una buena historia”, comentó Williams, quien tiene una larga e intensa rivalidad con Henin.

Williams, primera del ranking mundial, y la ex número uno Henin se han enfrentado en 13 ocasiones, incluyendo seis veces en Grand Slams pero nunca en una final. Williams tiene ventaja de 7-6 en todos sus duelos, pero la belga la aventaja 4-2 en majors. Henin es cautelosa a la hora de ser muy optimista, pero quedó contenta el jueves.