Reportaje
Grandes líos forman parte de la historia de pelota invernal de RD

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/E9280C90-BC6D-41D1-9636-1C7172E78482.jpeg

En el béisbol  local  y en otras naciones se han producido varios incidentes que se han salido de las normas y la ética de esta disciplina, pero el ocurrido el sábado en la noche  rompe  los parámetros  y es una vergüenza para el torneo de béisbol de invierno. El dirigente José Offerman, manager de los Tigres del Licey, perdió  el control  y le dio una bofetada a un árbitro que lo derribó, durante el choque entre los felinos y los Gigantes del Cibao, partido que decidió la eliminación de los campeones nacionales para llegar a la serie final.

El vergonzoso hecho  se produjo cuando Offerman discutía un conteo de bolas y strikes, al parecer la impotencia y la desesperación, por quedar fuera  de la serie final, lo cegaron para pegarle una bofetada al árbitro Daniel Rayburn, de la primera base, además de tumbarlo, amenazó con darle en el suelo, pero la acción no se concretizó por la acción de sus compañeros, que lograron contenerlo, para que la situación no se empeorara más, para un final oscuro para su carrera en el béisbol.

Miles de fanáticos que presenciaban el partido del Licey y los Gigantes por televisión  vieron el bochornoso espectáculo del dirigente de los felinos, acción que fue criticada, inclusive por los seguidores de los felinos y de seguro que la directiva azul no apoya este tipo de protesta.

La discusión comenzó con  el árbitro del plato  Jason Bradley, quien expulsó al receptor Ronny  Paulino por protestar un conteo de bolas y strikes, lo que provocó que Offerman entrara al terreno a defender a su jugador,  en esa situación entró en acción  el árbitro  Rayburn, donde se produjo un intercambio de palabras con el dirigente, luego recibió la trompada que lo envió al suelo.

Offerman tuvo que ser calmado y dominado por el coach Nelson Norman, quien impidió que el desagradable episodio continuará en el estadio.

El manager del Licey fue llevado al destacamento La 40 del sector Cristo Rey por  el coronel Frank Durán, encargado de seguridad  de la Liga Dominicana de Béisbol Profesional, poco después de ser expulsado del partido. En ese destacamento fue mantenido aislado en una oficina a la que solamente entraban oficiales y el Ministerio Público  Bernardo Rodríguez.

Luego fue libertado a las 12:30 de la noche, entregado a  un oficial superior del Ejército Nacional, luego de tres horas de espera por el árbitro agredido, para que pusiera una querella en su contra. El dirigente azul tendrá que asistir de nuevo al destacamento en caso que Ministerio Público lo  solicite, se informó.

Previamente, el árbitro principal Bradley había expulsado al pitcher relevista Denny Bautista, tras varios lanzamientos que pasaron cerca de la anatomía de Lucas Montero a la altura del tercer inning. Uno de ellos le pegó a Montero.

Offerman fue designado dirigente del equipo Licey, en la primera semana del  inicio del round robin, tras el despido de Dave Jauss, quien fue parte de un incidente por el cual fue suspendido por dos años por la Liga Dominicana de Béisbol porque supuestamente había ordenado golpear con  bolazos a bateadores de los Leones del Escogido. También hizo contacto con el árbitro en par de ocasiones durante una discusión y luego del partido supuestamente persiguió al árbitro.

Se recuerda que Offerman fue sometido a la justicia y castigado en los Estados Unidos por golpear con un bate al receptor Joe Nathans, en un partido de la Liga Independiente del Atlántico, luego de recibir un pelotazo del lanzador Matt Beech.

Por ese hecho una corte estadounidense sentenció a Offerman a someterse a un tratamiento para controlar su temperamento.

Offerman, además, enfrenta una demanda civil de 4,8 millones de dólares de Nathans, quien reclama que aún sufre molestias por el golpe y, peor aún, la pérdida de su carrera profesional.

Otros incidentes

En el país  se han producido otros grandes incidentes, se recuerda cuando José Arismendy Trujillo (Petán) le dio una galleta al  jugador Andrés Rogers, también  el dirigente de los Tigres  Leo  Posada golpeó a un árbitro; Julián Javier  golpeó un árbitro, en una ocasión Tom Lasorda, se quitó la camiseta de juego y llevó un cubo de agua al box. 

El jugador de las Estrellas Héctor Roa mordió a un árbitro.

En una ocasión se produjo un gran  incidente con los jugadores de las Aguilas Cibaeñas, donde participaron los jugadores  Silvio Martínez y Víctor Ramírez, entre otros.

El pasado año la Liga de Béisbol, suspendió de por vida  al jugador Félix Martínez, por los problemas que confrontó con los árbitros, durante su carrera.

Licey lamenta

La directiva del Club Atlético Licey deploró profundamente el incidente en que se vio envuelto su dirigente  Offerman y el árbitro  Reyburn durante el partido disputado el pasado sábado.

Mediante un comunicado, el conjunto resalta su apego al respeto a las reglas de juego limpio y reitera su compromiso de contribuir al desarrollo y consolidación del béisbol profesional dominicano.

El Licey  señala  que ha mantenido durante toda su historia una tradición de competir con apego a las reglas del juego limpio y de completo respeto a las normas de convivencia y lealtad en la contienda.

También  que el incidente en el que se vio involucrado  Offerman y   árbitro es un hecho lamentable que deploramos profundamente y que no se enmarca en la conducta por la que la directiva de nuestro equipo siempre ha propugnado.

Dice la acción del dirigente Offerman, independientemente de las causas y circunstancias que le dieron origen, es totalmente injustificable y actualmente investigamos sus detalles a fin de tomar las medidas correspondientes. 

La directiva indica que la buena marcha del torneo que actualmente está en su fase final no debe sufrir en lo absoluto sino que, por el contrario, necesita arribar a una conclusión feliz como es el deseo de todos los que de manera directa o indirecta intervienen en su desarrollo, para que se celebre con éxito la ronda final del torneo. La Serie Final comenzará este lunes entre los Gigantes y Leones y se espera que todo vuelva a la normalidad.

Las claves

1.   Fuerte sanción

La Liga de Béisbol Profesional de Invierno  prepara una fuerte sanción para el dirigente José Offerman, luego que realice una investigación del incidente.

2.  Liga apoya árbitros

Los árbitros que participaron en el  torneo de béisbol, recibieron el apoyo de la liga, donde la entidad deploró la actitud del manager de los felinos.

3.  Arbitros renuncian

Luego del incidente ocurrido el sábado, los árbitros renunciaron.