Reportaje
Licey con gran debut
Con  Mota y Martínez acabaron
en Serie del Caribe 1971

http://hoy.com.do/image/article/486/460x390/0/1485BA2B-2556-4A89-B008-E17C62D7BBE2.jpeg

La  República Dominicana ha tenido una exitosa participación en la Serie del Caribe, donde los Tigres del Licey, mantienen un amplio dominio en el clásico caribeño denominado la Pequeña Serie  Mundial.

Los felinos  y sus jugadores cuentan con la mayoría de las marcas en el evento que se lleva a cabo cada febrero, contando con la organización de la Confederación de Béisbol del Caribe, que preside el licenciado Juan  Francisco Puello Herrera.

Durante la segunda etapa que comenzó en el 1970, donde los Tigres  son los máximos ganadores con un total de nueve coronas, el país cuenta con 16, repartidas, cinco para las   Aguilas Cibaeñas, dos para los Leones del Escogido. Los Toros del Este, participaron en una oportunidad, sin novedad.

Participación por equipos de RD:   Los Tigres, con  16 oportunidades, las Aguilas,  16;  los Leones, cinco y los Toros, una vez en la justa.

Su primera participación fue en el 1970, cuando se reanudaron las actividades en la Serie del Caribe, en la segunda etapa. Los Tigres fallaron en su primer intento con una victoria en ocho juegos.

Primera corona

Con una sensacional actuación en 1971, los Tigres ganaron en forma invicto, en Puerto Rico, donde Manuel Mota, fue el mánager ganador, líder de bateo y el jardinero central del equipo Todos Estrellas. En la justa por la representación dominicana el segunda base Toeodoro Martínez, tuvo una gran actuación,  el cual fue tomado en cuenta por los cronistas deportivos, que lo eligieron en el equipo Todo Estrellas, como segunda base en la justa, además Jim Beauchamps y  José Herrera. En la serie de 1971, los  felinos dirigidos por Mota, ganaron en forman invicta, con seis triunfos.

Los azules doblegaron a sus rivales con una gran ofensiva encabezada por Carmen Fanzone, quien bateó 500 (28-14); Leron Lee, 419 (31-12); César Gerónimo, 379 (29-11). Además del trabajo de los lanzadores Federico Olivo, Henry Praker,  Chris Zachary y Pedro Borbón, entre otros.

En  la serie celebrada, en San Juan, Puerto Rico, los dominicanos vencieron a Venezuela con pizarra de 5-4,  con jonrones de Federico Velásquez y Rafael Robles. La segunda victoria, frente a  México, 5-0, con grna pitcheo Chris Sachary, quien aceptó cinco hits, además retiró a los primeros 11  bateadores. Además  el bateo de Teodoro Martínez, Manuel Mota, Jim Beauchamp, Velásquez, Robles Fanzone. Los felinos alcanzaron su tercer triunfo frente a Puerto Rico, en un apretado partido 5-4, donde se la lució  Chichí Olivo, quien en el octavo episodio ponchó a Reggie Jackson y Tany Pérez. El cuarto lo ganaron a Venezuela, con trabajo del lanzador Milcíades Olivo, luego lanzaron Pedro Borbón y Chichí Olivo. A México le ganaron el quinto partido con anotación de  8-6, con labor  monticular de  Reggie Cleveland y Borbón.

Buscaron su invicto y en el sexto choque vencieron a Puerto Rico, con pizarra de  6-4, con labor de  Zachary, Virgilio   Barriento y  Milcíades Olivo.

 La delegación dominicana fue presidida por el inmortal  Monchín Pichardo, quien conformó  un tremendo equipo.

Las claves

1.  Licey domina evento

El equipo de los Tigres del Licey es el más ganador con nueve coronas en Serie del Caribe, además dos segundos lugares y cuatro terceros.

2.  Mota en una gran jornada

En  la Serie del Caribe de 1971, celebrada en San Juan, Puerto Rico, el destacado jugador Manuel Mota tuvo  una gran actuación como mánager  y en el jardín central.

Evento del Caribe

La Serie del Caribe es una competencia de béisbol que reúne anualmente a los equipos ganadores de los países que integran la Confederación del Caribe de América Latina. Cada país es representado por el equipo ganador de la liga interna de cada uno de ellos. Sin embargo, puede estar reforzado con los mejores jugadores del resto de los equipos. Los cuatro países son: República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela y México. En 1960, Fidel Castro al llegar al poder prohíbe los equipos profesionales privados en su país, obligando que durante una década el evento conocido como la “Serie del Caribe” no se llevara a cabo. En 1970, las ligas venezolana, puertorriqueña y dominicana deciden reanudar el evento, el cual fue un fracaso.