Republicanos intentan aprovechar ausencia de Trump en debate

foto

DES MOINES, Iowa, EE.UU. Ausente Donald Trump, los precandidatos republicanos a la Casa Blanca se mostraron tensos para intentar sacar provecho de una oportunidad única para salir de la sombra del principal aspirante a la nominación en un debate el jueves por la noche — una discusión pesada y centrada en políticas que mostró lo que podría haber sido la carrera presidencial del Partido Republicano sin la presencia del impredecible empresario.

Con todo, los candidatos no pudieron evitar hacer chanzas a costa de Trump, que boicoteó el último debate antes de la votación de Iowa, que el lunes marcará el inicio de las primarias y la carrera electoral de 2016. “Soy un loco y todo el mundo en este escenario es estúpido, gordo y feo”, dijo el senador por Texas Ted Cruz, que compite con Trump por la victoria en Iowa.

Cruz dio entonces las gracias a los demás candidatos por mostrar respeto hacia los votantes de Iowa al asistir a la cita. El ex gobernador de Florida Jeb Bush, banco habitual de las críticas de Trump, dijo con una sonrisa irónica: “Echo de menos a Donald Trump; era un oso de peluche para mí”.

Pero Trump no se quedó quieto e hizo la competencia a sus rivales programando un acto de campaña en Des Moines, un evento en el que, según dijo, recaudó seis millones de dólares para veteranos del ejército. “Cuando te tratan mal, tienes que dar la cara por tus derechos”, dijo Trump al explicar por qué faltó al debate, ya que siente que la televisora Fox News le había tratado injustamente. Ampliando su argumento, dijo: “Tenemos que dar la cara por nosotros mismos como personas y tenemos que defender a nuestro país si estamos siendo maltratados”.

La ausencia de Trump puso el centro de atención sobre Cruz además de sobre el senador de Florida Marco Rubio, que necesita un buen resultado en Iowa para mantenerse entre los candidatos con más posibilidades para la nominación.