Repudiables distorsiones democracia

Repudiables distorsiones democracia

FERNANDO RODRIGUEZ C.

El festín permanente que disfrutan nuestros legisladores con derecho a dos exoneraciones de vehículos de lujo por período, representa una aberración y burla a los distintos profesionales y personas de trabajo del país que ven, con asombro, como estos señores violan impunemente las normas legales de no transferencia de los vehículos importados bajo el amparo de las exenciones fiscales.

Aunque ésta no es la única modalidad de buscar ventajas en el desempeño de sus funciones, llama la atención las veces que han perimido en el Congreso los proyectos de ley para regularizar la entrega por cada período legislativo de dos exoneraciones sin límites lo que ha facilitado la importación de vehículos de lujo dejando de pagar al fisco 2 mil 649 millones de pesos de impuestos en los últimos 11 años.

A manera de ejemplo cabe citarse, para ilustrar esta situación, al ahora diputado por la Fuerza del Pueblo, Aquilino Serrata, quien ha disfrutado de exoneraciones para importar, un Lamborghini, un Porsche, dos Mercedes Benz y un Bentley en el período 2013-2021 dejando de percibir el fisco unos 24 millones de pesos de impuestos.

Ante tanto saqueo de los fondos públicos a uno solo le queda preguntarse: ¿Hasta cuándo estarán ocurriendo esas barbaridades en nuestro país?

Publicaciones Relacionadas

Más leídas