Repudian guerra en ciudades de todo el mundo

http://hoy.com.do/image/article/19/460x390/0/B9BAF671-FBD5-4AB4-869B-A03ACE885CC4.jpeg

Redacción Central (EFE).- Miles de personas salieron ayer a las calles de numerosas ciudades del mundo para protestar contra la guerra de Irak y pedir la retirada de las tropas ocupantes, al cumplirse el primer aniversario del comienzo de la invasión de ese país árabe.

Desde Australia y el Lejano Oriente, donde comenzaron las manifestaciones debido al adelanto horario, las protestas se extendieron a Europa, Oriente Medio y debían terminar en América, y en muchas de ellas los participantes expresaron también su rechazo al terrorismo y recordaron a las víctimas del 11-M en Madrid.

En España, todavía conmocionada por la matanza que se cobró 202 vidas, miles de personas salieron a las calles en las principales ciudades en contra de la guerra de Irak y en respaldo del anuncio de la retirada de las tropas españolas de ese país si la ONU no asume un mandato claro, efectuado por el próximo presidente del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

En Madrid, la marcha partió de la Plaza de Neptuno pasadas las 17.00 horas GMT, encabezada por una pancarta con un crespón negro con la leyenda “Fin de la ocupación. Retirada de las tropas”.

Unas 150.000 personas se manifestaron por las calles de Barcelona contra la ocupación militar de Irak.

Esta mañana, se celebraron marchas de protesta en otras ciudades españolas como Sevilla, donde miles de personas (hasta 10.000 según los convocantes) se manifestaron bajo el lema “con todas las víctimas, fuera las tropas de ocupación”.

Unas 25.000 personas se concentraron en Londres y marcharon desde el céntrico Hyde Park hasta la plaza de Trafalgar, donde lanzaron 2.000 globos en recuerdo de las víctimas del conflicto armado, que Amnistía Internacional cifra, en cuanto a los civiles, en unos 10.000.

Dos activistas de Greenpeace burlaron los controles de seguridad y escalaron a la torre del Big Ben donde colgaron un cartel de “Es hora de la verdad”.

Aquí los asistentes guardaron un minuto de silencio por las víctimas de los atentados de Madrid.

En Roma la participación fue masiva con decenas de miles de personas (cerca de dos millones, según los organizadores) que marcharon por las calles a favor del regreso de las tropas italianas de Irak durante más de seis horas.

Desde primeras horas de la mañana llegaron a la capital italiana en trenes y autobuses miles de personas procedentes de distintos puntos del país para desfilar bajo lemas pacifistas.

En París unas 10.000 personas, según los organizadores, 2.500 según la policía, participaron en la manifestación entre la plaza de la Bastilla y Chatelet, convocados por unas 50 asociaciones o partidos de izquierda o ultraizquierda.

En la manifestación, en la que hubo también muchas banderas palestinas, se oyeron eslóganes hostiles al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, a los primeros ministros del Reino Unido, Tony Blair, y de Israel, Ariel Sharon, así como contra el jefe del Gobierno español en funciones, José María Aznar.

Las cerca de 3.000 personas que se manifestaron en Bruselas contra la ocupación de Irak guardaron un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los atentados terroristas de Madrid.

En varias ciudades alemanas varios miles de personas se sumaron a manifestaciones contra la guerra y para pedir la retirada de las tropas de ocupación de Irak, aunque las protestas fueron menos numerosas de lo previsto.

Las protestas comenzaron en Australia cuando Europa todavía dormía, y allí el primer aniversario de la guerra contra Irak fue recordado por miles de australianos que pidieron el fin de la ocupación y seguir el ejemplo del futuro gobierno español, que se comprometió a retirar sus tropas el 30 de junio si la ONU no se hace cargo de la situación iraquí.

En Sydney unas dos mil personas pidieron por las calles del centro el fin de la ocupación, convocadas por la “Coalición alto a la guerra”.

En Japón, unas 120.000 personas se manifestaron contra la ocupación de Irak y la participación en ella de las tropas japonesas, en las principales ciudades del país.

En Tokio hubo dos concentraciones de 30.000 personas que acudieron a la llamada de World Peace Now, organización que agrupa a 51 colectivos pacifistas.

En los países árabes, asociaciones de profesionales, partidos políticos y Organizaciones No Gubernamentales convocaron manifestaciones de protesta en el primer aniversario del inicio de la guerra en Irak, aunque sus participantes tuvieron que hacer frente a las férreas medidas de control.

En El Cairo, cerca de tres mil personas desafiaron el faraónico dispositivo policial y se acercaron a manifestarse a la céntrica plaza de Tahrir.

“Irak y Palestina son una misma lucha”, “EEUU e Israel son un mismo enemigo”, se leía en algunas de las pancartas, flanqueadas por una enorme bandera de Irak y numerosas de Palestina, retratos de revolucionarios como el Che Guevara y fotos de líderes árabes como el ex presidente egipcio Gamal Abdel Nasser.

En Ammán, miles de jordanos, que se manifestaron para protestar contra la guerra, alabaron la decisión del próximo presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, de retirar las tropas de Irak si no se le da un mandato a la ONU.

“Apreciamos la postura de Zapatero e instamos al resto de los países europeos que tengan fuerzas desplegadas en Irak a que sigan los pasos de España”, dijo Yaqub Kiswani, presidente de turno de la asociación de partidos de oposición, que convocó la marcha.