Réquiem por las vacunas vencidas

Réquiem por las vacunas vencidas

Marien Aristy Capitán, jefa de redacción en horario matutino

Pensar en las vacunas es desmoralizador e indignante: mientras en la Organización Panamericana de la Salud (OPS) piden donaciones para llevar dosis a los países más pobres de la región, la República Dominicana se da el lujo de tirar a la basura más de 700 mil dosis que se han vencido.

El Gobierno ha hecho un esfuerzo descomunal para garantizarnos las vacunas: gastó RD$26 mil millones. Ese gasto, sin embargo, era necesario: nuestras vidas eran más importantes y, consciente de ello, no se escatimaron esfuerzos.
Los ciudadanos, sin embargo, no hemos estado a la altura de las circunstancias: al martes pasado la población totalmente vacunada era de apenas 5,927,338.

Duele ver que 7,186,377 se pusieron la primera dosis pero hubo 1,259,039 que no completaron la pauta y solo 2,295,384 nos pusimos la dosis de refuerzo.

Lea aquí: Cuarta dosis de vacuna Pfizer covid reduce la mortalidad en un 78%

Estos números nos colocan entre los países que están lejos de alcanzar el 70% de la población completamente vacunada en el 2022, tal como aspira la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta es la crónica de una muerte anunciada cuando eliminaron la obligación de vacunarse. Hoy, ante ese basurdo oficial y la desidia de tanta gente, toca poner un réquiem y bailar para no llorar.

Puede leer también: OMS: Las muertes por COVID suben un 40%, bajan los contagios

Publicaciones Relacionadas