Resalta acogida a extranjeros brinda RD

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/EA5A7BA1-1081-40EA-8070-0AA645403893.jpeg

POR ODALIS MEJIA
El empresario José Luis Corripio resaltó ayer la acogida para los inmigrantes que ha tenido la República Dominicana un país donde, a su juicio, las diferencias entre los extranjeros radicados sólo se establecen por la fecha en que llegaron.

Para Corripio la grata acogida que tienen los extranjeros en la República Dominicana se debe a que esta nación está compuesta por inmigrantes, por lo que los que llegaron primero conocen las vicisitudes que pasaron a sus inicios.

Cada 18 de noviembre está consagrado, mediante decreto, como Día del Inmigrante, ocasión en la que la Fundación Corripio realiza un homenaje en reconocimiento a todos los procedentes de otros países y que se han radicado en la nación dominicana.

“Las diferencias entre los inmigrantes del país sólo se establecen por la fecha en que llegaron,  pero  todos somos inmigrantes en nuestro origen principal, a los inmigrantes se le agradece todos y nos agradecemos todos porque somos de origen inmigrante”, expresó Corripio durante un acto celebrado en la Plaza del Inmigrante, ubicada en la avenida Ortega y Gasset con 27 de Febrero.

El empresario destacó como elemento distintivo de la migración que la mayoría de los extranjeros que llegaron en principio, ya sea por razones económica y de pobreza, se establecían en zonas donde se cultivaba la tierra en un gran porcentaje. Dijo que es necesario que las generaciones conserven la herencia y tradiciones de sus antepasados por más rica o pobre, grande o pequeña que sea, tras destacar el orgullo de la Fundación Corripio en conmemorar el Día del Inmigrante.

“Nos sentimos muy bien con una situación muy peculiar: somos dominicanos y de origen español al mismo tiempo. Quiere decir que se establece la unidad entre los dos países, ya que la República Dominicana es el país más acogedor para los inmigrantes”, expresó Corripio.

Mientras que el director de la Fundación Corripio, Jacinto Gimbernard, quien fungió de maestro de ceremonia en el acto de homenaje, destacó que muchos inmigrantes se han radicado en el país dejando con  tristezas y  nostalgias su nación de origen.

Recordó que al principio de su llegada los inmigrantes eran discriminados, pero que hoy en día los tiempos han cambiado y los hijos de los extranjeros radicados en el país tienen el sello de la dominicanidad y se esfuerzan en el trabajo al igual que sus antepasados.

Indicó que los primeros inmigrantes inculcaron a sus descendientes el valor del esfuerzo, del sacrificio, del trabajo en aras del progreso.  A la actividad de homenaje a los inmigrantes asistieron la vicesíndico del Distrito Nacional, Alexandra Izquierdo; el secretario de Estado Carlos Dore Cabral, así como Inés Aizpún, presidenta del Consejo de Residentes Españoles en el país. Igualmente al homenaje asistieron inmigrantes procedentes de distintos países.

También asistieron Jorge Tena Reyes y José Alcántara Almánzar, asesores de la Fundación Corripio, y los encargados de negocios de las embajadas de Canadá y España, Helen Guillot e Ildefonso Castro, respectivamente.