Resalta convergencia regulatoria en el mercado de valores

Resalta convergencia regulatoria en el mercado de valores

El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, resaltó ayer la importancia que para el buen desarrollo de los mercados de valores en la región tienen la convergencia regulatoria, una normativa acorde con las necesidades inherentes a los mercados y la adaptación ineludible a las nuevas tecnologías.

Resaltó como relevantes para su fortalecimiento, aspectos como la transparencia, estabilidad macroeconómica, la certidumbre que brindan las autoridades a los inversionistas y el clima de paz y seguridad jurídica que genera confianza a los agentes del mercado.

Indicó que en la República Dominicana supuso un avance definitivo la aprobación de la Ley 249-17 sobre el Mercado de Valores, elaborada con base a las mejores prácticas internacionales en la materia.

Asismimo, la modificación reciente introducida mediante la Ley 163-21, que crea nuevos incentivos para fomentar la colocación y comercialización de oferta pública de acciones, para apoyar el crecimiento de la economía.

Valdez Albizu hizo los señalamientos al recibir al superintendente del Mercado de Valores, Gabriel Castro, y a los participantes del Primer Diálogo de Convergencia Regulatoria y Operativa de los Mercados de Capitales de Centroamérica y Caribe.

Puede leer: Banco Central resalta auge medios de pago electrónicos en país

En ese escenario concurren representantes de mercados de valores y bolsa pertenecientes a República Dominicana, Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Ecuador, Curazao y San Martín.

Informó que se registró un crecimiento promedio de 5.8 % durante el primer cuatrimestre del año, y que el crecimiento de 2021 fue de 4.7 %, al ser comparado con 2019. Los indicadores del sector externo, dijo, continúan mostrando una evolución favorable.

Valdez Albizu destacó además como un reto de la economía global la lucha contra la inflación generada por el conflicto entre Rusia y Ucrania, cuya repercusión afecta a la canasta familiar de todo el mundo, principalmente por el incremento de precios en los commodities como el trigo, el maíz y la soya, los combustibles y los fletes marítimos.

Publicaciones Relacionadas