Resaltan en San Cristóbal la importancia muro de gaviones

Dirigentes comunitarios y decenas de familias residentes en los sectores próximos a los ríos Nigua y Yubazo, en San Cristóbal, destacaron que la construcción del muro de gaviones evitó que continuaran grandes pérdidas económicas y múltiples problemas  con las fuertes lluvias provocadas por la tormenta Isaac como ocurría cada vez que se producía una vaguada.

Resaltaron que gracias a la canalización de esos dos ríos y a la recogida de los escombros se ha podido evitar que se repitiera la catástrofe registrada el año pasado cuando varias viviendas fueron arrasadas por las inundaciones.

Indicaron que debido a la construcción de la obra dispuesta por el Gobierno y ejecutada por la compañía constructora Martínez y De la Cruz (Mardecruz) ahora pueden vivir tranquilos sin temor a que sus viviendas se inunden por los fuertes aguaceros.

Esta tormenta fue una prueba de cuán  importante  ha sido la construcción del muro y la canalización de los dos ríos porque cuando se registraban temporales de lluvias la angustia se apoderaba de los residentes en la zona frente a las constantes inundaciones.

Los residentes en las riberas de los ríos Nigua y Yubazo reclamaron  al nuevo  Gobierno del presidente Danilo Medina la continuidad de la construcción de un tramo del muro que todavía falta por concluir para garantizar el sosiego a familias que tienen temor cuando llueve.

Juan Brito, residente en el sector Barrio Nuevo, explicó que luego de la construcción del muro las familias que residen en las orillas del río “están más tranquilas porque ahora no tenemos el desasosiego de antes”.

Explicó que si no hubiera sido por la canalización de los ríos Nigua y Yubazo el casco urbano de San Cristóbal hubiese sido impactado por el desborde de las aguas de esos afluentes.

Mientras que José Altagracia Rodríguez, quien lleva 35 años viviendo en el lugar, dijo que el trabajo de construcción del muro sobre el río Yubazo ha sido una de las mejores decisiones que ha tomado el Gobierno en beneficio de cientos de familias de San Cristóbal.

“Es una obra que está bien realizada, porque nosotros ya no tenemos que asustarnos por los fuertes aguaceros”, dijo.

En tanto que Beatriz Pérez aseguro que si no hubiese sido por la construcción del muro en las riberas de los ríos Nigua y Yubazo en “estos momentos con estos aguaceros aquí tuviéramos una situación difícil”. “Esa obra fue bien realizada y gracias a Dios ya no tenemos que salir corriendo de nuestros hogares” dijo.

Pérez exhortó al nuevo Gobierno a disponer la entrega de los recursos necesarios para que se continúe con los trabajos de la obra.

Más de una veintena de barrios próximos a los ríos Nigua y Yubazo antes de la construcción de los muros eran vulnerables a inundaciones y deslizamientos, provocando pérdidas de vidas humanas y la destrucción de decenas de viviendas.

La construcción del muro  ha permitido a los residentes en la zona  utilizar esos espacios para la recreación en sus horas de ocio, ya que pueden ver desde una panorámica la ciudad de San Cristóbal.

Las claves

Ocoa-Sabana Buey

La constructora Mardecruz,  por  instrucciones del Ministerio de Obras Públicas, restableció la comunicación terrestre por la carretera Palmar de Ocoa-Sabana Buey con  varios  municipios de la región Sur, la cual estaba interrumpida luego que colapsara un puente a consecuencia del desbordamiento del río Ocoa.  Además colaboraron  los ayuntamientos de los municipios.