Residentes en calle Germsén denuncian aumentan los atracos

24_11_2016 HOY_JUEVES_241116_ El País7 E

Con miedo de salir a la calle y desprotegidos dicen sentirse los residentes que viven en los sectores próximo a la calle Cayetano Germosén, del Distrito Nacional, donde los atracos y robos se producen a toda hora del día, en su mayoría por hombres a bordo de motocicletas.
El caso más reciente ocurrió el lunes a las 1:00 de la tarde, cuando dos hombres en una motocicleta hirieron en el brazo izquierdo a Keili Inés Cabral Rodríguez, de 28 años para despojarla de su cartera, y en presencia de sus hijos de 2 y 7 años.
Marle Muñoz, cuñada de Keili dijo que ella esta interna en la clínica Independencia, donde fue operada, y le pusieron clavos en el brazo porque el disparo le perforó el hueso.
Narró que Keili iba a llevar a sus hijos a la casa de su madre, en el kilómetro 8 de la Cayetano Germosén, y en el camino vio a los hombres y escuchó que el de atrás le dijo al otro “a esa, a esa”.
Muñoz relató que su cuñada de inmediato trato de esconder a sus hijos detrás de ella e intentó correr, pero se cayó, y el hombre se desmontó, le disparó, y le quitó la cartera. “Los niños estaban muy nerviosos y la hembra hasta se orinó”.
Muñoz dijo que son muy frecuentes los asaltos, y la mayoría son perpetrados por dos hombres en motocicletas.
Más asaltos. Esa versión es corroborada por María García, quien manifestó que dos de sus hijos han sido atracados por separado.
Contó que hace un mes su hijo Ever Báez estaba sentado frente a la casa a las 10:00 de la noche, y dos hombres en un motor le quitaron el celular, y cuando se iban tiraron dos tiros al aire.
Mientras, que su otro hijo Víctor Báez narró que lo asaltaron cuando venía del trabajo con tres compañeras, a quienes quitaron sus carteras y celulares.
Contó que eran cuatro hombres en un carro blanco y uno de ellos le puso un arma en la espalda, pero él no tenía nada de valor.
Oscura. Por otro lado, Miguel Santiago, indicó que la Cayetano Germosén es muy oscura, solitaria, y a eso se le suman las cavernas que tiene que son las guaridas para los delincuentes.
Afirmó que el patrullaje en esta calle es mínimo por lo que hacen un llamado para que envíen más patrullas. Dice que con mucho esfuerzo la comunidad recolecta y pone lámparas para iluminar la calle.