Residentes en ribera del Yaque sienten temor por posibilidad de inundaciones

Santiago. Moradores de los barrios que bordean el río Yaque del Norte, en esta ciudad, dijeron sentirse angustiados, desesperados y preocupados por la situación en que viven, debido al riesgo por las inundaciones que en ocasiones anteriores ha arrasado con sus viviendas y provocado la muerte de personas.

Ayer,  en los barrios Suelo Nuevo, Bella Vista y Rafey, los habitantes preparaban sus hogares y se mantenían alerta ante las lluvias provocadas por la tormenta Isaac y en especial la posibilidad de que la presa de Tavera necesite ser desaguada.

Miguel Gómez, residente en el barrio Suelo Nuevo, próximo a Bella Vista, dijo que los habitantes de esa zona ya están acostumbrados a que cuando se registra algún fenómeno atmosférico, tener que salir corriendo de sus hogares.

“No nos sorprende, porque cada vez que llegan estos fenómenos atmosféricos tenemos que salir de la casa. Yo tengo 22 años viviendo aquí, he pasado tormentas y ciclones. Cuando la tormenta Olga perdí todo”, expresó Gómez, quien vive a las orillas del río Yaque junto a su esposa y dos hijos.

 Maribel Almonte, madre de cuatro hijos, expresó que en los últimos días, las autoridades de socorro no se han presentado al lugar para informar sobre la situación de las lluvias y que la única instrucción que han recibido es que se mantengan alerta en caso de que reciban el llamado a desocupar sus viviendas.

“Nos sentimos preocupados desde que comienza a llover y en las noches no podemos dormir bien, porque hay que estar atento. No tenemos donde más vivir que no sea aquí. Yo nací y me crié aquí. Con el George y la tormenta Olga se me han ido las dos casitas que había podido construir”, expresó Almonte.

Gómez y Almonte dijeron que tras el paso de la tormenta Olga, fueron inscritos en un censo para darles viviendas, pero que ya han pasado cinco años y no les entregan nada.

“Se supone que nos inscribieron en una lista para darnos vivienda que nunca llegaron. Se la dieron a personas que no la necesita. Yo quiero que las autoridades sepan eso y que nos ayuden con la vivienda, que tengan  compasión”, expresó Almonte.

Cañada.  Además del riesgo de habitar al borde del río Yaque del Norte, en el barrio Suelo Nuevo existe una cañada que desprende un olor nauseabundo, que es foco de contaminación y criadero de plagas que producen enfermedades.

Los moradores dijeron que la cañada nunca ha sido saneada.

Las presas.  El subdirector de la Defensa Civil,  Francisco Arias, informó que hasta ayer no había sido necesario desaguar la presa de Tavera, aunque llamó a la población a darle seguimiento a la tormenta Isaac y mantenerse informado sobre las medidas tomadas por los organismos de socorro.

“Habíamos tenido sequía y por esto con las lluvias de las últimas horas, la presa todavía se mantiene a niveles controlados y no es necesario desaguar el embalse. Ahora bien, a la población que se mantenga atenta, porque de conformidad con las lluvias que traigas la tormenta Isaac, se evaluará si es necesario desaguar la presa de Tavera”, dijo Arias.

Arias agregó que en Santiago existen 53 zonas vulnerables a inundaciones y deslizamiento de tierra y que en cada uno de esos lugares, hay un comité de 25 personas que vigila cualquier evento  que pueda producirse.

Zoom

Comité Emergencia

La Comisión Provincial de Emergencia activó  su plan de contingencia y se declaró en sesión permanente.   El gobernador y presidente de la Comisión Provincial de Emergencia Raúl Martínez,  exhortó  a la población para que se mantenga  atenta a las instrucciones emitidas por los organismos de socorro y a cumplir las mismas a cabalidad, para  logran el menor impacto negativo de la tormenta  Isaac.