Residentes Los Girasoles III denuncian una ola de delincuencia que los afecta

El temor de salir a las calles por la ola de delincuencia a toda hora del día, y la contaminación acústica de los  colmadones, son algunos de los principales problemas que afectan a los moradores de Los Girasoles III, del Distrito Nacional, donde agentes policiales presuntamente aceptan sobornos de propietarios de negocios y supuestos ladrones, según denuncian sus munícipes.

Alberto Quiroz, miembro de la junta de vecinos, relató que el pasado martes a las 8:00 de la noche, delincuentes asaltaron el colmado “El Pequeño”, donde hirieron de bala a su propietario y a su hijo.

Dijo  que el comerciante Francisco Balbuena recibió tres  balazos y su hijo Francis Balbuena un disparo. Dijo que los delincuentes le quitaron un arma con la que intentaron defenderse y se llevaron una suma de dinero que no especificó.