Resumen de la semana

http://hoy.com.do/image/article/487/460x390/0/A43A22DD-B67E-4208-BFDC-6D7D13F7D90C.jpeg

Viernes
La bomba que lanzó Hugo Chávez

La noticia cayó como una bomba sobre la cúpula del Palacio Nacional: el Gobierno de Hugo Chávez, de manera más específica PDVSA, anunció que ya no comprará el 49% de las acciones de la Refinería Dominicana de Petróleo. Si había una noticia inesperada para el Presidente Leonel Fernández y para su secretario de Hacienda Vicente Bengoa, era esta.

El anuncio fue hecho en Caracas, Venezuela, por el ministro de Energía, Rafael Ramirez. En su anuncio, éste fue parco. Se limitó a decir: “No vamos a participar en la adquisición de la refinería en Santo Domingo. No hay participación. No nos parece convenientey no lo vamos a hacer”.

De inmediato, no fue posible conseguir una reacción de parte del Gobierno del Presidente Fernández. Nadie sabía nada, oficialmente, ni se tenía idea clara de qué pudo haber ocurrido. Apenas faltaban horas para que funcionarios de los dos gobiernos firmaran los documentos de venta y compra, después de casi seis meses de negociaciones.

El Gobierno dominicano recibiría, uno encima del otro, US$131 millones por la venta del paquete accionario.

Sábado
Venezuela no notifica a nadie

El impacto del anuncio del Gobierno de Venezuela no ha pasado todavía. El Palacio Nacional y la secretaría de Hacienda están a la espera de un anuncio oficial del Gobierno venezolano. Pero César Pina Toribio, secretario de la Presidencia, y Vicente Bengoa, secretario de Hacienda, adelantan que no han perdido la esperanza de que todavía puedan negociar con la administración de Hugo Chávez la venta del 49% de las acciones de la Refinería Dominicana de Petróleo. Bengoa se limita a decir a los periodistas que no ha recibido notificación oficial alguna de Venezuela y que hasta último momento se mantuvo en conversación con los negociadores de la Refinería. Por su lado, el doctor Pina Toribio mantiene la esperanza de que las negociaciones continúen. Aclara que el Gobierno no ha sido informado oficialmente por Caracas. “No hay ninguna declaración formal del Gobierno del Presidente Hugo Chávez y el secretario de Hacienda, Vicente Bengoa, está esperando que de ser cierto lo que se ha publicado, se le comunique oficialmente”.

Domingo
Niega deterioro de las relaciones

El tema de la Refinería Dominicana de Petróleo no se agota.  El Canciller          Carlos Morales Troncoso tuvo que salir a desmentir los rumores de un deterioro en las relaciones con Venezuela. La decisión del Gobierno de Hugo Chávez de revocar su decisión de comprar el 49% de las acciones de la Refinería y el silencio que rodeó el anuncio, sin una notificación oficial, generaron un alud de rumores. Morales Troncoso declaró a los periodistas, ante insistencia de éstos, que no había visto ningún signo de enfriamiento de los vínculos entre las dos naciones latinoamericanas. Recordó que un elemento básico de la política exterior de la República Dominicana es llevarse bien con todas las naciones amigas.

 Venezuela compraría el 49% de las acciones del Estado dominicano en la Refinería. Esta era propiedad del Gobierno y de la compañía Shell, a partes iguales, pero ésta vendió su portafolio accionario a la administración Fernández. El Gobierno recibiría de Venezuela US$131 millones.

Lunes
¿Escasez de alimentos en RD?

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes Detallistas de Provisiones llamó la atención ante la posible escasez de alimentos básicos en el país. Esta escasez  sería provocada por la alta demanda de alimentos registrada por las compras que hace el comercio haitiano después del terremoto del 12 de este mes. El señor Fausto Figueroa basó su criterio en que “las Naciones Unidas ha ordenado que toda la mercancía de comida, básicamente para el consumo de los haitianos en la actual coyuntura, se compre en la República Dominicana”.

Estos productos son, según dijo el dirigente de los comerciantes, pollo, arroz y huevos. Figueroa dijo que esa demanda adicional podría provocar aumentos de precios de muchos artículos que ordinariamente son reclamados y consumidos por los dominicanos. Aunque dijo que todavía no tenía informes de escasez de productos, el vicepresidente ejecutivo de la JAD, Osmar Benítez,  dijo que ha aumentado la demanda de productos del agro por parte de los haitianos.

Martes
Crisis haitiana y economía local

El economista Eddy Samuel Álvarez llamó la atención en Santiago  sobre el riesgo  o peligro de que los gastos que hace el Gobierno para socorrer a los haitianos, después del terremoto, alteren las expectativas sobre el desempeño económico en el curso del año. El profesional consideró positivas las expectativas que hay para este año, sobre todo por los recursos que el Gobierno recibirá del exterior. En efecto, este año se contará con recursos financieros provenientes del Fondo Monetario Internacional, del Banco Interamericano de Desarrollo, del Banco Mundial y de emisiones nacionales y extranjeras de bonos. El Gobierno ha diseñado una política de gastos para combatir los efectos de la crisis financiera global. Álvarez dijo que en lo inmediato no se verán los efectos nocivos de los recursos que se disponen para auxiliar a Haití, pues muchos serán neutralizados por la línea de gastos que genera la campaña electoral. Pero después de medio año, las consecuencias nocivas se verán.

Miércoles
Hay abundancia, pero precios suben

El arroz y los huevos suben de precios, a pesar de que la secretaría de Agricultura acaba de informar que hay suficientes productos del agro para satisfacer la demanda nacional. Y en el caso del arroz señaló, incluso, que se dispone de 1.5 millones de quintales para la exportación y de una reserva estratégica de 5.5 millones de quintales.

Los informes procedentes de los mercados indican que el saco de arroz de 125 libras subió de RD$2, 250 a RD$2, 350.

En cuanto a los huevos, el millar subió de RD$2, 850 a RD$3, 350. El alza fue de RD$500 pesos.

Comerciantes consultados en los mercados dijeron ignorar las razones por las cuales los dos importantes productos aumentaron de precios, pues no ha habido una mayor demanda. Tampoco hay problemas de producción.

Sin embargo, en la víspera algunos sectores comerciales y agroproductores advirtieron la posibilidad de un aumento de la demanda de artículos de origen campesino como consecuencia de la crisis de Haití.