Retraso en construcción plantel provoca gran deserción escolar

SAN CRISTÓBAL. El retraso en los trabajos de construcción de la escuela básica de Sabana Toro, en esta ciudad, ha provocado una reducción de  la población que asiste a las aulas,  de 3,200 estudiantes a sólo 796 matriculados este año.

Según los libros de registro, la deserción estudiantil alcanzó  un 75 por ciento, desde que se inició el proceso de reconstrucción en el año 2000 hasta el año lectivo iniciado el  18 de septiembre de este año.

Una gran parte de los estudiantes abandonó los estudios disgustada por la situación de la escuela, mientras que otros fueron inscritos por sus padres en otros centros, y algunos que alcanzaron la mayoría de edad se dedicaron a las labores de motoconcho.

Este plantel escolar registró en el año 1999 una población 3,200 alumnos, los cuales  fueron inscritos para el nivel básico, desde primero hasta octavo.

Félix Ciprián y Gerardo Castro Pineda, presidente de la Sociedad de Padres y Amigos de la Escuela y de la Junta de Vecinos de Sabana Toro, atribuyeron el retraso en los trabajos de construcción del plantel a que la Secretaría de Educación no ha erogado los fondos en favor del ingeniero responsable de la obra, Vinicio Galán.

La construcción  de la escuela de Sabana Toro se inició durante  la gestión de la doctora Milagros Ortiz Bosch como secretaria de Educación, en el gobierno encabezado por Hipólito Mejía.

Incluso, en una oportunidad se  anunció  a través de los medios de comunicación que el plantel había sido construido a un costo de RD$5,000,000.00

Posteriormente, en el año 2004 la  edificación tuvo que ser  demolida tras detectarse  serios vicios de construcción, según una investigación realizada por la Dirección de Edificaciones Escolares.

En la actualidad, los 796 estudiantes de la escuela básica de Sabana Toro reciben el pan de la enseñanza en medio de serias precariedades, tales como falta de instalaciones sanitarias y eléctricas, en rústicos pisos, sin puertas ni persianas.

Cuando se producen prolongados temporales de lluvias las clases son suspendidas por el personal docente, como medida de precaución para evitar eventuales brotes de enfermedades de las vías respiratorias.

Además de la situación de la infraestructura física del plantel, en la instalación  no hay material gastable, el mobiliario está deteriorado, las pizarras están inservibles y en similares condiciones están  también las butacas.

Ciprián y Castro Pineda dijeron esperar que la cartera concluya cuanto antes este plantel.