Reverendo afirma ministro Economía desarrolla acciones para distanciar iglesias de gobierno

Domingo Paulino Moya Rev

El presidente de la Mesa de la Opinión Cívica y Política Cristiana, reverendo Domingo Paulino Moya, aseguró hoy que el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo presuntamente encabezaría una “estrategia de agresión económica y discriminación” contra las iglesias evangélicas del país, la cual procura dañar las relaciones del Gobierno con las iglesias cristianas y, de esta manera, distanciarlas del presente Danilo Medina.

“Sacar del presupuesto nacional más de 178 iglesias evangélicas organizadas y reconocidas por las leyes del país por orden del ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana, y la directora ejecutivo del Centro Nacional de Fomento y Promoción de las ASFL, Celeste Silié Ruiz, es una acción que tiende a dañar el equilibrio de las funciones sociales y humanitarias que desarrollan estas organizaciones, que se caracterizan por auxiliar a millones de dominicanos que viven en condiciones de pobreza material y espiritual, donde no llega la mano de auxilio del Gobierno. Sin duda, esto afectará a las próximas generaciones.”, refirió.

Equidad de género. En otro orden, Paulino Moya dijo que la ordenanza 33-2019 que busca ejecutar el Ministerio de Educación sobre la equidad de género, se circunscribe dentro del manejo de la agenda ultra liberal global, que busca a todo costo hacer desaparecer del conocimiento humano los valores divinos que mantienen las nuevas regeneraciones.

Agregó que esta agenda trata de introducir políticas que inducen a atentar contra la moral social y los valores fundamentales de la fe cristiana, buscando su desaparición, lo que unen a estas culturas contra natura a tratar de producir un daño a las confesiones y las organizaciones cristianas que laboran en favor del bien común dominicano.

En ese sentido, cree que, aparte de atentar contra la iglesia cristiana, tanto Isidoro Santana como el ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, obedecen a sectores externo y toman medidas anti cristiana, lo que agrieta las relaciones iglesia-Estado. Consideró esta situación como inoportuna, sobre todo en un momento en que el presidente Medina tendría en agenda decisiones trascendentales de cara a su futuro político.

Puntualizó que el buen juicio y apreciación de un líder político como Mediana, se sabrá poner a favor de conservar el respeto y buen trato que han ganado en la sociedad dominicana la comunidad de pastores del país, y ordenará al ministro Isidoro Santana, ofrecerle un trato justo y de respeto al conglomerado pastoral cristiano dominicano, así como recientemente le ofreció al episcopado dominicano, reponiéndole y garantizando las mínimas asignaciones que recibían del presupuesto nacional.