Revisarán armas de la PN que están en manos de civiles

d6

La utilización de un arma de fuego de la Policía en el incidente en que resultó muerto el exrector universitario Mateo Aquino Febrillet obliga a hacer una evaluación para saber cuántas de ellas están en manos de civiles y corregir lo que sea necesario, declaró ayer el jefe de la institución, mayor general Nelson Peguero Paredes.

Reveló que la pistola Taurus PT247, serie TZG-5444, 9 milímetros, que le cegó la vida al candidato a senador por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), le fue cargada al empresario del transporte Blas Peralta en el año 2006; sin embargo, afirmó desconocer el motivo por el cual le fue asignada. En esa época el jefe de la policía era Bernardo Santana Páez.

En este momento yo no puedo dar cifras (sobre armas de la Policía en manos de civiles) porque no las tengo; existen, eso tendremos que evaluarlo y luego tomar las decisiones. Creo que el momento es oportuno para corregir esas distorsiones que hay “, dijo.

Agregó que en su gestión todos los inconvenientes y las distorsiones que existan a lo interno de la Policía la va a enfrentar de manera responsable y a producir lo que haya que producir. “Tendremos que revisar esas armas cargadas”, sostuvo.

Peguero Paredes, quien fue entrevistado en un acto de la Procuraduría general, informó que hasta el momento le han entregado cuatro personas al Ministerio Público, pero advirtió que todo el que tenga que ver con el incidente “tendrá que hacer el proceso que las leyes establecen pues no vamos a ocultar nada”.

Es la misma bala. Se comprobó que la bala extraída del cadáver de Febrillet “coincide con la pistola Taurus calibre 9 milímetros asignada por la Policía a Peralta, informó el vocero de la institución Máximo Báez Aybar.

Agregó que hay otras evidencias que comprometen la responsabilidad penal de Peralta y otros implicados, las cuales serán presentadas por el Ministerio Público.
Peralta es presidente del Partido de la esperanza Nacional (PEN) y candidato a Diputado de la provincia San Cristóbal por el PRM, con el cual hizo alianza para las elecciones de mayo.

Retiro forzoso. En cuanto al coronel Herrera Peña, quien le propuso a Peralta cambiar el cañón de la pistola por otro para borrar evidencia de su implicación en el asesinato del exrector, Báez Aybar reveló que el mismo fue separado de las filas de la policía en el año 2012, “a través del retiro forzoso”, lo que indica que es un “coronel retirado”.