Revisarían casos de colegios afectados por categorización

El director del departamento de Colegios Privados de la Secretaría de Educación, Aziz Mahfoud Miguel, afirmó ayer que están en disposición de revisar los casos de los colegios que se sienten afectados por los resultados de la categorización.

Mahfoud indicó que esa revisión se haría sólo si cada colegio presenta evidencias de que hubo algún error en la forma en que se le categorizó. “Si algún colegio por alguna razón se siente penalizado con los resultados de la categorización y puede darnos evidencias de ello, entonces nosotros no podemos dejarlos penalizados, tenemos que reaccionar al respecto”, dijo al hablar para HOY.

El funcionario se refirió al disgusto que le expresaron algunos directores de centros durante el conversatorio “La categorización de los colegios privados, ¿un reflejo de la calidad educativa?” celebrado el pasado miércoles.

En ese encuentro, representantes de los principales colegios privados de la capital, Santiago y otras ciudad del país cuestionaron la aplicación de la evaluación para la categorización de los centros educativos que hizo la Secretaría de Educación, debido a los errores que habrían cometido los empadronadores.

Al participar en el conversatorio sobre la Categorización de los Centros Privados, organizado por el Centro de Estudios Educativos del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), los participantes solicitaron la evaluación del formulario de empadronamiento, así como los empadronadores que participaron en la aplicación de la encuesta para la Categorización, para que puedan garantizar en el futuro inmediato unos resultados más fidedignos.

Rosalina Perdomo de Dávalos, del colegio Babeque, dijo que son los errores cometidos por los empadronadores, por la comisión de verificación y las autoridades que consintieron que se diera a la publicación una información que en parte es falsa porque no corresponde a la realidad.

Pidió enmendar el fallo que está perjudicando profundamente el prestigio de instituciones muy serias que ahora son cuestionadas fuera y dentro del país.

“Ante la reacción de algunos directores que se quejaron de que aparecía tal calificación asignada al director o al subdirector como si fuera un simple bachiller cuando tiene una maestría, una licenciatura y demás. Si eso ocurrió mostrando el currículum, entonces habrá que revisarlo. Ahora bien, los directores de centros deben entender que si al empadronador no le fue entregada la evidencia, a través del título, de que el director es graduado, obviamente no le pueden decir que es graduado”, dijo Mahfoud.

En cuanto al Colegio Arroyo Hondo, que se quedó sin categorizar, Mahfoud afirmó que será categorizado pronto. “Hubo un lapsus con el Colegio Arroyo Hondo. Hasta ahora ese es el único caso que se me ha presentado y va a ser visitado. El director del centro está impaciente y yo lo entiendo pero deben tener la certeza de que se les tiene que visitar”, agregó.

Cuestionado en tono a la capacitación que tenían los encuestadores que levantaron los datos, Mahfoud explicó que estos fueron capacitados previamente. “Entre la empresa (Asisa Research Group) y una comisión de técnicos de alta experiencia de esta Dirección General de Colegios Privados se le ofreció entrenamiento a esos empadronadores y la empresa además, siempre en colaboración con nosotros, redactó instructivos para levantar esos datos”, expresó. Dijo que esas informaciones fueron llevadas a un equipo de técnicos de la misma empresa, quienes tenían otro instructivo en el que se consigna cómo puntuar cada uno de los 89 reactivos evaluados.

Una vez se hicieron las puntuaciones, el material fue llevado a una comisión de la Secretaría que se encargó de rendir un informe y llevar las hojas de respuesta al departamento de informática, done fueron captadas por un lector óptico. Una vez leídas las respuestas pasaron a un software que fue diseñado para categorizar los colegios.

[b]SOBRE LA EMPRESA[/b]

Claudia Guzmán, encargada administrativa de Asisa Research Group, indicó por su parte que ellos sólo levantaron los datos y fue la secretaria la que categorizó a los colegios. Es decir, ellos tan sólo aplicaron un cuestionario que fue aprobado por Educación.

Descartando que tengan algún contacto con funcionarios de Educación, Guzmán señaló que la empresa ganó el concurso que hizo la Secretaría. “Nosotros presentamos una propuesta y ganamos”, dijo Guzmán quien no quiso referirse a las quejas que se han hecho en torno a la capacidad de los encuestadores.

Para estos fines se intentó contactar a la presidenta de Asisa, Lilian Pagán, pero los intentos fueron en vano ya que se encontraba en el interior del país.